Sociedad

La mortalidad por patologías renales se dispara en una década

  • Siete millones de españoles padecen enfermedades crónicas de riñón

Un cartel indica el Día Mundial del Riñón en el hospital Torrecárdenas de Almería. Un cartel indica el Día Mundial del Riñón en el hospital Torrecárdenas de Almería.

Un cartel indica el Día Mundial del Riñón en el hospital Torrecárdenas de Almería. / Javier Alonso

Médicos y pacientes han coincidido este jueves, Día Mundial del Riñón, en la necesidad de redefinir los planes de prevención para atajar la patología renal, cuya mortalidad ha crecido casi un 30% en la última década en España y que ya la padecen de forma crónica siete millones de españoles.

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, nefrólogos y pacientes han puesto de manifiesto el crecimiento que está experimentando esta enfermedad en los últimos años y que se refleja en estos datos.

La prevalencia de la enfermedad renal crónica (ERC) ha crecido hasta situarse en 1.284 pacientes por millón de habitantes en 2017, frente a los 994 de 2008.

La incidencia, es decir los nuevos casos, también ha aumentado en los últimos diez años un 10% (de 128 por millón de habitantes a 141), y entre ellos los de más de 65 años representan casi el 50%.

De estos nuevos pacientes, el 78% inicia un tratamiento renal sustitutivo (TRS) con hemodiálisis, un 17% con diálisis peritoneal y sólo un 5% con un trasplante anticipado, que en su mayoría es un trasplante renal con donante vivo, lo que demuestra una solidaridad que ha valorado la ministra.

En España, además, más de 60.000 personas con ERC está en TRS, o lo que es lo mismo, requieren de hemodiálisis, diálisis peritoneal o trasplante para sustituir la función de sus riñones.

Por eso, la ministra, los nefrólogos y médicos de Atención Primaria han incidido en la importancia del control de los factores de riesgo cardiovascular y los hábitos de vida sana, porque son esenciales para mejorar la calidad de vida de los pacientes y, sobre todo, en el postrasplante. En la actualidad existen en España 32.181 personas con trasplante renal funcionante (54 % de los pacientes con ERC).

La presidenta de la Sociedad Española de Nefrología (SEN), Dolores del Pino, ha reclamado iniciativas para fomentar la prevención y el diagnóstico precoz, porque ésta es una enfermedad "silenciosa", que la mayoría de las veces no produce ningún síntoma y, cuando da la cara, ya es demasiado tarde.

Cuatro de cada diez pacientes con ERC no saben que la tienen, con lo que no se tratan y la enfermedad evoluciona hacia estadios más graves.

Diversos factores de riesgo

De ahí que tengan tanta importancia los controles de los médicos de familia y su papel en la progresión y en la coordinación con los nefrólogos y expertos en su tratamiento, como han señalado los responsables de las sociedades profesionales de Atención Primaria, Antonio Fernández-Pro Ledesma (SEMG), María Fernández García (SemFYC) y Lourdes Martínez-Berganza (Semergen).

Pero lo importante es que la sociedad tome conciencia del impacto de los factores de riesgo evitables, como la hipertensión arterial, diabetes, obesidad, elevados niveles de colesterol, el sedentarismo, tabaquismo y antecedentes cardiovasculares, como ha recordado la ministra y el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Lucha contra la Enfermedad Renal (Alcer), Daniel Gallego.

Todo para frenar el crecimiento de esta enfermedad de larga duración, que se cronifica, no tiene cura, afecta a toda la sociedades por igual y en buena medida a las personas en edad laboral, lo que supone una barrera para su integración.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios