Verano

Lluvias de estrellas del verano 2020: calendario y dónde verlas

Lluvias de estrellas del verano 2020: calendario y dónde verlas. Lluvias de estrellas del verano 2020: calendario y dónde verlas.

Lluvias de estrellas del verano 2020: calendario y dónde verlas.

Noches despejadas con temperaturas que invitan a salir y contemplar las estrellas. Como cada año, con la llegada de julio y agosto, miles de aficionados a la Astronomía se reúnen en observatorios, zonas alejadas de las ciudades y con buena visibilidad del cielo para contemplar la lluvia de estrellas.

En realidad, son meteoros que resultan al penetrar una partícula de materia (meteoroide) en la atmósfera a gran velocidad. La vaporización de la partícula por su colisión con las moléculas del aire produce una luminosidad que hace observable este fenómeno.

Su duración suele ser de una fracción de segundo, por eso hay que estar atentos y no apartar la mirada del cielo porque solo unos pocos afortunados ven una 'estrella fugaz'. 

En las mismas fechas

En ciertas épocas del año se aprecia un ritmo de aparición de meteoros mayor que la media, recuerdan desde el Instituto Geográfico Nacional, procedentes de una región dada del cielo, lo que indica un origen común. Se habla de lluvia de estrellas y se las asocia a los restos que cometas que cruzan la órbita terrestre van dejando en sus sucesivos pasos cerca del Sol. Las más importantes lluvias de meteoros observadas a lo largo del año siempre se dan en las mismas fechas:

 

Calendario de las lluvias de estrellas. Calendario de las lluvias de estrellas.

Calendario de las lluvias de estrellas. / IGN

Las lluvias de estrellas diurnas (como las ariétidas y las perseidas de junio) solo son observables con radar y no han sido incluidas en la tabla, aclaran desde el Instituto Geográfico Nacional.

Mal año para ver las acuáridas

La lluvia de meteoros de las δ acuáridas se da todos los años entre el 12 de julio y el 23 de agosto, alcanzando su máximo entorno al 30 de julio. Las acuáridas se observan mejor en el hemisferio sur porque su radiante está más alto en el cielo, pero también son visibles en el hemisferio norte con una tasa de actividad algo más baja.

El 'radiante' de las δ acuáridas. El 'radiante' de las δ acuáridas.

El 'radiante' de las δ acuáridas. / IGN.

El 2020 será un mal año para la observación de las acuáridas porque las noches de máxima actividad será dos días después de la luna llena (el plenilunio será el 27 de julio) y el máximo de la lluvia de las acuáridas se espera para la noche del 29 al 30 de julio. "Desgraciadamnete la casi coincidencia del máximo con el plenilunio, complicará la observación de los meteoros".

Perseidas

Desde mediados de julio hasta finales de agosto, aproximadamente, es la fecha propicia para contemplar este fenómeno astronómico cada año. Y, según los datos del Instituto Geográfico Nacional, serán las noches del 11, 12 y 13 de agosto los momentos en los que será posible ver más cantidad de meteoros.

Además, esas fechas coinciden con la luna en fase menguante, algo que favorece la visión de estas luces fugaces. Por lo tanto, 2020 será un año propicio para disfrutar de las lluvias de estrellas veraniegas.

Los observatorios suelen realizar actividades para contemplar las lluvias de estrellas. Los observatorios suelen realizar actividades para contemplar las lluvias de estrellas.

Los observatorios suelen realizar actividades para contemplar las lluvias de estrellas. / Archivo

Observar sin obstáculos, tumbados y en la oscuridad

Para contemplar la belleza de una lluvia de estrellas solo necesitamos un lugar que nos proporcione un cielo oscuro. Por eso es preferible observar desde un lugar que tenga pocos obstáculos para la vista (como edificios, árboles o montañas), y no utilizar instrumentos ópticos que nos limiten el campo de visión

Las acuáridas parecen venir de la constelación de Acuario (de ahí su nombre), se pueden ver en cualquier parte del cielo. Conviene dirigir la mirada hacia las zonas más oscuras, en la dirección opuesta a la posición de la Luna si la observación se realiza antes de su ocaso.

Lo más cómodo es tumbarse y esperar a que la vista se acostumbre a la oscuridad. Si estamos en mitad del campo, en zonas alejadas de contaminación lumínica, mucho mejor. También es buen sitio la playa o desde un observatorio. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios