Sociedad

España volverá a batir su récord en la donación de órganos este año

  • La tasa se situará en 44 por millón de habitantes, lo que supone un crecimiento del 12% y permitirá unos 5.000 trasplantes

Una intervención de trasplante de corazón en el Hospital Reina Sofía. Una intervención de trasplante de corazón en el Hospital Reina Sofía.

Una intervención de trasplante de corazón en el Hospital Reina Sofía. / efe

España batirá este año un nuevo récord de donantes de órganos al alcanzar cerca de los 44 por millón de habitantes, aproximadamente unos 2.050, lo que supone un 12% más que el año pasado, y permitirá que los trasplantes se sitúen en torno a los 5.000. Lo avanzó ayer a Efe el director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, quien mostró su satisfacción por estas cifras -que corresponden a la tasa interanual de noviembre- ya que hasta hace muy pocos años era "impensable" poder conseguirlas.

"Nos habíamos propuesto llegar a 2020 con 40 donantes por millón y lo hemos superado con cinco años de antelación", recordó el director de la ONT. A su juicio, aún "no se ha tocado techo" y se mostró convencido de que el año que viene las cifras alcanzaran "nuevos máximos" y España se situará en los "cuarenta y muchos" donantes por millón de habitantes.

"No se trata de batir récords sino de que todo aquel que necesite un trasplante lo consiga en el menor tiempo posible", aseveró Matesanz.

De los cerca de 5.000 trasplantes, más de 3.000 han sido renales. Matesanz destacó que hace ocho años desde la ONT se dieron cuenta de que si se seguían haciendo las mismas cosas, no se podría crecer y que "había que dar un giro" a las políticas de donación y aprobar un plan estratégico.

Entre otras estrategias para dar respuesta a los enfermos terminales que ansía un órgano desde la Organización Nacional de Trasplante se potenció hace unos años la donación en parada cardíaca. Esta modalidad de donación requiere de la intensa colaboración de los médicos de urgencias, cuerpos y fuerzas de la seguridad, y de los jueces implicados en donaciones y trasplantes. Según afirmó ayer Matesanz estas estrategias han permitido seguir creciendo: "el año pasado fue el año de mayor crecimiento en donación (10 %) y trasplante; y este año vamos a superar esas cifras y también vamos a ser el año de mayor crecimiento", consideró el director de la ONT.

En cuanto a la situación de las listas de espera, Matesanz explicó que la respuesta a los enfermos depende, en gran medida, del órgano que se demande. El trasplante de riñón se sitúa en una media de 1,3 años de espera en el ámbito nacional; mientras que para la de corazón la demora gira en torno a los tres meses; la de hígado, entre cuatro o cinco; y la de pulmón, entre cinco y seis meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios