Sociedad

China redobla los esfuerzos para tratar de contener el coronavirus

  • Un batallón de médicos acuden a Wuhan para frenar el brote, que ha provocado 41 muertes entre los 1.355 infectados

Dos médicos tratan a los pacientes en el área de infecciosos en la Unidad de Cuidados Intensivos en el hospital de la Universidad de Wuhan. Dos médicos tratan a los pacientes en el área de infecciosos en la Unidad de Cuidados Intensivos en el hospital de la Universidad de Wuhan.

Dos médicos tratan a los pacientes en el área de infecciosos en la Unidad de Cuidados Intensivos en el hospital de la Universidad de Wuhan. / XIONG QI / XINHUA

China continuó ayer ampliando las medidas de contención y prevención para enfrentarse al brote de coronavirus causante de la neumonía de Wuhan que ha provocado ya al menos 41 muertes entre los 1.355 infectados diagnosticados. A lo largo del día -Año Nuevo lunar para los chinos- se fueron conociendo noticias de equipos médicos despachados a Wuhan, al frente de la batalla contra el coronavirus, o restricciones aún mayores a la movilidad en la urbe, epicentro del brote.

Las autoridades sanitarias organizaron seis equipos médicos que suman 1.230 trabajadores con el objetivo de contribuir a frenar la propagación del virus y tratar a los infectados en Wuhan, capital de la provincia de Hubei, con 11 millones de personas y cuyos servicios de transporte fueron suspendidos el jueves. No han sido los únicos: ayer aterrizó en Wuhan el vuelo MU5000 de la aerolínea China Eastern con 136 profesionales sanitarios procedentes de 30 hospitales de Shanghai, aseguró el diario estatal Global Times.

Las autoridades vetan la circulación de vehículos para prevenir el riesgo de contagios

Desde esa misma ciudad también llegarán 81 equipos de oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO), un ingenio que contribuyó a curar a uno de los infectados por la enfermedad en Wuhan. La agencia oficial de noticias Xinhua agregó que las autoridades habían enviado a la capital de Hubei a 450 profesionales médicos, "incluidos algunos con experiencia en la lucha contra el síndrome respiratorio agudo y grave (SARS) y el ébola".

Estos 450 efectivos proceden de distintas universidades del Ejército, la Marina y las Fuerzas Aéreas del ejército chino y llegaron a Wuhan en la noche del viernes a bordo de aviones militares.

Según Xinhua, se trata de expertos en salud respiratoria, enfermedades infecciosas, control de infecciones y cuidados intensivos y se repartirán en los hospitales de Wuhan que alojen a un mayor número de infectados por el coronavirus.

Las nuevas medidas no quedan ahí, y la municipalidad quiere ampliar la capacidad de tratamiento de pacientes con 10.000 nuevas camas en 24 hospitales de la urbe, mientras que las obras del hospital de módulos prefabricados con capacidad para 1.000 camas que Wuhan comenzó a construir el pasado jueves avanzan a ritmo frenético y se prevé que esté listo para el 1 de febrero.

También anunciaron la creación de otro hospital del mismo tipo pero con capacidad para 1.300 camas que cuentan con tener operativo en los próximos 15 días. Asimismo, Wuhan prohibió desde ayer la circulación de vehículos en el centro de la ciudad, y permite sólo el tránsito de servicios gubernamentales y vehículos con permiso especial para priorizar el transporte de los suministros de emergencia y el personal médico.

Entre otras medidas relativas al transporte, las autoridades también han decretado que, a nivel estatal, se coloquen en cuarentena inmediata los vehículos públicos en los que se detecten pasajeros sospechosos de estar contagiados por el virus para proceder a su aislamiento y esterilización.

Además, al menos 25 de las 34 divisiones administrativas chinas elevaron al máximo la alerta sanitaria y la única que queda sin registrar ningún caso diagnosticado de neumonía de Wuhan es Tíbet.

El último parte de la Comisión Nacional de Sanidad de China aseguró que había 237 infectados en estado grave, mientras que la prensa local informó ayer del contagio de un niño de dos años en el sur del país, el afectado más joven registrado hasta la fecha. Entre los 41 fallecidos, la prensa local destacó el caso del médico Liang Wudong, de 62 años y doctor en el Hospital Xinhua de Wuhan, quien se contagió durante el ejercicio de su profesión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios