Pandemia del coronavirus

Cepa británica del Covid: el virus puede contagiarse al aire libre

  • La variante británica del coronavirus es más contagiosa y podría ser la culpable de la explosión de la tercera ola

  • Expertos y autoridades sanitarias emplazan a extremar la precaución incluso en sitios abiertos

Una joven pasa delante de un grafiti sobre una mascarilla Una joven pasa delante de un grafiti sobre una mascarilla

Una joven pasa delante de un grafiti sobre una mascarilla / Alberto Domínguez

La evidencia científica ha certificado que los espacios interiores son mucho más peligrosos que los exteriores. Por ello, Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, en una de sus últimas ruedas de prensa, enfatizó en la necesidad de evitar espacios interiores y más si son masivos, como puede pasar en los bares.

Pero también debemos tener en cuenta que es posible contagiarse al aire libre. Las posibilidades de contagio son menores que en un espacio interior, debido a que las gotas que expulsamos al hablar se evaporar o toser se evaporan y esparcen, pero eso no quiere decir que sea imposible contraer la el virus al aire libre. Hay varios factores claves, pero no podemos descuidar el uso de las mascarillas adecuadas, algo en lo que también ha hecho hincapié recientemente Fernando Simón.

Distancia de seguridad y tiempo de exposición

La referencia a tener en cuenta son los dos metros de seguridad, pero siempre que se recomienda tener la mayor distancia de seguridad posible, debido a que, a mayor distancia, menor será la posibilidad de entrar en contacto con las gotículas expulsadas por la otra persona. La clave está en la dispersión de estos aerosoles, lo cual, de nuevo, es más complicado de cumplir en espacios cerrados, por ello, se recomienda airear lo máximo posible los espacios cerrados como clases o lugares de trabajo.

El tiempo de exposición es clave. No es lo mismo saludarse con una persona que pararse a conversar. También se debe tener muy en cuenta el número de personas. La conjunción de estos dos factores puede ser clave para encontrar el contacto que puede habernos hecho contraer el virus, puesto que ya se están detectando casos en personas con nula actividad social pero que realizan labores diarias como ir a la compra.

La importancia de las superficies contaminadas

El virus es capaz de sobrevivir durante un tiempo sobre superficies, incluso en espacios abiertos. El tiempo de supervivencia, como máximo, puede ser de dos horas. Tiempo suficiente para que la curiosidad de un niño le haga tocar una superficie sobre la que se encuentren gotículas expulsadas por una persona infectada, o para que salga caro es apoyarse para descansar.

Por ello es importante portar gel hidroalcohólico y usarlo siempre que toquemos alguna superficie, así como evitar tocar nuestros ojos o boca, debido a que el virus puede penetrar por las mucosas. También debemos recordar retirarlos la mascarilla por las gomas, sin tocar la almohadilla, debido a que si hemos tocado una superficie contaminada estaríamos contaminando nuestra mascarilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios