Sociedad

15 años del matrimonio gay en España: así hemos cambiado

15 años del matrimonio gay en España: así hemos cambiado 15 años del matrimonio gay en España: así hemos cambiado

15 años del matrimonio gay en España: así hemos cambiado / Archivo

Esto es un tema de almas, del amor entre dos seres humanos. Como dijo la filósofa estadounidense, Judit Butler, "el matrimonio debe ser abierto a cualquier pareja de adultos que quieran entrar en ese contrato, sin fijarse en su orientación sexual. Es un asunto de igualdad de derechos civiles”. En este sentido, hace ya 15 años que el país aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo en junio de 2005.

Quince años que han dado para crecer mucho en derechos fundamentales de igualdad, comprensión y saber valorar los aspectos verdaderamente importantes que tiene la vida y el amor. España fue el tercer país que permitió a los homosexuales contraer matrimonio. En palabras por aquel entonces del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pasos humanos de esta magnitud harían que "otros muchos países tomaran esta misma decisión impulsados por dos fuerzas imparables; la libertad y la igualdad".

Muchos años desde que se oficializara este derecho, sin duda, uno de los grandes triunfos del colectivo LGTB en España. Por aquel entonces el Partido Popular y algunas manifestaciones callejeras mostraron su descontento pero, ¿cómo es en la actualidad el país con este tipo de temas?. Los datos están ahí y son demoledores. En el año 2002, el 27,7 % de la población española consideraba "injustificable" la homosexualidad, porcentaje que se redujo a tan sólo el 10,59 % de los ciudadanos en 2016. En la actualidad ya son pocas las "personas" que siguen sin ver con buenos ojos este tipo de igualdades pero, en aspectos generales, se puede decir que España es un país tolerante que cambió su arcaica visión por una actual donde las personas son eso, personas, ni más, ni menos.

España fue el tercer país en aprobar el matrimonio homosexual. España fue el tercer país en aprobar el matrimonio homosexual.

España fue el tercer país en aprobar el matrimonio homosexual. / Archivo

Una sociedad más justa es posible

Los datos así lo demuestran. Desde que que se aceptara el matrimonio entre homosexuales, la sociedad española ha ido adaptándose a los tiempos y lo que era algo inaceptable, se ha transformado en normalidad absoluta. Ahora bien, estos datos se corresponden a los cambios generacionales. Es decir, las personas de mayor edad, en aspectos generales, siguen teniendo un cierto rechazo a la homosexualidad. En cambio, el reemplazo poblacional por parte de nuevas generaciones hacen que la mente de la sociedad actual sea mucho más abierta que la de sus predecesoras.

Esta normalidad y cambio de pensamiento se ha visto además reflejada en los partidos. Por ejemplo, el Partido Popular ha cambiado su visión y ahora tiende la mano a la tolerancia, esto se debe, entre otras cosas, al cambio en su electorado. Además, las opciones políticas son muy diversas, cos que no ocurría hace unos cuantos años, cuando la cuestión estaba sobre la mesa.

En definitiva, España ha luchado durante estos 15 años por una igualdad que ahora empieza a ser una realidad. Hay núcleos de seres "no humanos" que aún no les entra en la sesera que el amor no es lo que uno diga, sino lo que diga el corazón, un órgano sin sexo que palpita por las almas, por un interior que es lo que verdaderamente importa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios