Sevilla FC

Un pronto que lo ha seguido en su carrera

  • Sampaoli, expulsado 8 veces en la U de Chile, se enfrenta a más de un partido por dirigir desde la grada

Comentarios 1

Desde la primera expulsión que provocó la célebre imagen dirigiendo a su equipo subido en la copa de un árbol en Arequito, la relación de Sampaoli con los árbitros le ha causado algunos problemas. Tiene un temperamento fuerte, es inquieto, camina de forma impulsiva de un extremo al otro de su área técnica aunque tenga que doblar el cuello en difícil torsión para seguir el partido, protesta, cierra los puños, salta, grita...

La expulsión que sufrió el entrenador de Casilda el pasado martes ante la Juventus, la primera en su periplo en el Sevilla y no parece que la última, puede, además, costarle cara a un Sampaoli que siguió después el partido en tres sitios distintos; agachado por detrás de la valla, en el palco y, finalmente, en la grada junto al público. Es en esa ubicación donde el argentino fue cazado en alguna ocasión dirigiendo a su equipo y dando instrucciones, algo que la UEFA vigila minuciosamente y que suele castigar. De hecho, Sampaoli se enfrenta a la posibilidad de ser sancionado con tres partidos, uno por la expulsión en sí y otra por esta cuestión que prohíbe expresamente la UEFA.

Pero la decisión de Clattenburg ha sido la última de un largo rosario en su carrera y, por algo, por su experiencia, Sampaoli se cuidó mucho de no opinar sobre el arbitraje en la rueda de prensa. "No suelo hablar de los árbitros", dijo consciente de que puede empeorar las cosas. El técnico asumió que la decisión del trencilla inglés fue motivada por una protesta por una acción no sancionada de un jugador italiano ante Mariano.

Pero donde más expulsiones sufrió fue dirigiendo a la Universidad de Chile en la que hasta ocho veces no pudo terminar de dirigir a su equipo debido a su fuerte temperamento. En la ida de la final del torneo Clausura 2011 ante el Cobreloa vio la roja por excesivas reclamaciones, así que su equipo fue campeón en la vuelta sin su presencia.

Curiosa fue su expulsión, según los diarios locales, en una de sus derrotas más dolorosas, una goleada ante el Deportivo Quito en Atahualpa jugando la Copa Libertadores. Sampaoli fue expulsado a los 20 minutos por negarse a ponerse un peto para diferenciar sus colores con los de los jugadores.

Otra expulsión sonada en Chile fue en 2012, en el Apertura en el que la U sumó el tricampeonato. En el partido decisivo después de caer en la ida ante uno de sus ex equipos, el O'Higgins, los de Sampaoli debían ganar para ser campeones, pero el actual entrenador del Sevilla fue expulsado en el minuto 48, cuando perdía por 1-0, por sus continuas y enfurecidas protestas al árbitro. El técnico tuvo que ver el partido en la grada, donde celebró los goles y la victoria de su equipo con la misma vehemencia de siempre y como un hincha más, incluso abrazándose a sus incondicionales.

Con un carácter fuerte, es cierto que se refrenó con Chile (en 2015 sí saltó al campo para insultar a Godín), pero en Sevilla ha demostrado que necesita poco para saltar.

motores bmw para arrancar.Jorge Sampaoli fue uno de los protagonistas, junto al presidente, José Castro, del acto institucional por el que BMW se convirtió en vehículo oficial del Sevilla. Cada componente de la plantilla recibió un modelo en la ciudad deportiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios