liga 1, 2, 3 · sevilla atlético-almería

Tres puntos de pizarra... y de Caro (1-0)

  • El Sevilla Atlético suma una nueva victoria gracias a una acción a balón parado y a la genial actuación de su guardameta, que detuvo un penalti. Cristian González marcó y fue expulsado.

Un lance del Sevilla Atlético-Almería. Un lance del Sevilla Atlético-Almería.

Un lance del Sevilla Atlético-Almería. / Juan Carlos Muñoz

¿Recuerdan aquella frase que tanta controversia creó de "Nervión no regala puntos"? Pues de continuar escrita en el Sánchez-Pizjuán podría ser aplicada al Sevilla Atlético, que una vez más, se rehízo ante las dificultades para sumar un nuevo triunfo como local que lo coloca de nuevo en la segunda posición de la tabla, sólo por detrás del Levante, uno de los pocos equipos que ha podido meterle mano al filial blanquirrojo.

Ha sido el Almería la última víctima de estos jovenzuelos. Una victoria sufrida pero bien gestada, que llegó gracias principalmente a dos pilares: el balón parado y una exhibición de Caro, que incluso fue capaz de detener un penalti al inicio de la segunda mitad que, de haber entrado, hubiera cambiado con casi toda probabilidad el signo final del encuentro. Sin embargo, ni con inferioridad tras la expulsión de Cristian González los visitantes pudieron rascar algo.

Las bajas no fueron excusa. Ante las ausencias, Diego Martínez se vio obligado a inventarse un eje de la zaga de urgencias, con el propio italo-uruguayo y Fede San Emeterio como protagonistas, y pese a ello su equipo salió con el sello habitual, aunque es cierto que su empuje se fue apagando con el paso de los minutos, coincidiendo con el despertar de un Almería muy necesitado de puntos para abandonar los puestos de descenso.

El filial sevillista salió muy enchufado desde el primer momento y en los primeros minutos Borja Lasso puso a prueba a Casto después de que el sevillano ganara la espalda a los centrales y rematara en plancha un pase de Carmona desde la banda derecha.

Pocos minutos más tardaría el cuadro local en abrir el marcador. Las jugadas a estrategia ayer dieron su beneficio. La primera, con una falta lanzada por Ivi que Carrillo remató de espaldas y que cerca estuvo de sorprender al guardameta extremeño del Almería, que mandó la pelota a córner.

Fue precisamente en este lanzamiento de esquina con el que el Sevilla Atlético se adelantó en el marcador. Cristian González ganó la partida a su defensor y remató de cabeza solo en el primer palo desde la frontal del área chica para hacer el que a la postre sería el único gol del partido.

Sin muestras de peligro por parte rival, el Sevilla Atlético continuó contemporizando el control de la pelota. Hasta que, llegado al ecuador de la primera mitad, el Almería comenzó a espabilar. Nano, con un disparo lejano puso a prueba a Caro, quien, atento, atajó la pelota. Fue el aviso de que el cuadro forastero presentaría guerra.

No obstante, la ocasión más clara fue para los locales. La presión arriba hizo que los sevillistas robaran una pelota en el lateral del área y que, tras una descoordinación defensiva, ésta llegara a Carrillo, quien la mandó fuera tras revolverse en el área chica.

Los visitantes, guiados por Pozo, comenzaron a empujar con más ímpetu y garra, una dinámica que no cortó el paso por vestuarios. De hecho, el cuadro almeriense salió a buscar la portería de Caro desde el primer momento de la reanudación se encontraron con un penalti a favor.

Quique González fue el encargado de ejecutarlo, aunque el guardameta acertó a lanzarse al lado adecuado y detener la pena máxima y su rechace lo despejó la zaga sevillista, bien atenta.

Los minutos pasaban y el Almería comenzaba a acumular hombres arriba, aunque los sevillistas no perdían la cara al encuentro. Tras la expulsión de Cristian González a falta de 20 minutos por doble amarilla, los visitantes gozaron de muchas ocasiones para empatar. La más clara, de Fidel en la prolongación. Sin embargo, Caro ayer se engrandeció para salvar a su equipo y regalarle tres puntos que se quedan en casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios