Semana Santa

El sabor mercedario deja fe e historia en las calles

  • Los Judíos llenaron su recorrido con su patrimonio y sentido original Las Cadenas y Los Dolores estrenaron exorno floral

LA Plaza de la Merced se llenó para ver la salida de los Judíos. Tres extraordinarios pasos que rezuman sabor cofrade de antaño y que, de alguna manera, invocan un encuentro con la historia y de eso, con razón, están orgullosos estos cofrades. Mucha ilusión tenía puesta esta hermandad en la salida de ayer. La seguridad meteorológica fue un ingrediente positivo más que contrastaba con lo sucedido un año antes en el que la recogida tuvo que ser precipitada ante la presencia de la lluvia.

Los patios de la Facultad de Empresariales vibraban de actividad momentos antes del inicio de la procesión. Es el lugar donde se organiza el cortejo y de ahí se pasa directamente a la catedral. En el templo, se procedió a las primeras levantás que estuvieron protagonizadas por la diputada de Cultura, Elena Tobar, en el caso del Señor de las Cadenas; por el grupo de costureras de la hermandad, en el Buen Viaje y por la Asociación Cultural Huelva Cofrade en el palio. La Hermandad de la Merced ha vivido, esta Cuaresma, un evento importante como ha sido la restauración de la capilla que alberga al Señor de las Cadenas en el templo mercedario.

Con un buen número de estrenos previstos, resaltó el exorno floral del palio y del Señor de las Cadenas que experimentaron cambios en relación a Jueves Santos anteriores. La Virgen de los Dolores lució, por vez primera, rosas de color rosa. El guión mercedario, por su parte, presentó la pintura realizada por Cristina Galván.

La cofradía adelantó en un cuarto de hora su salida. La razón hay que encontrarla en los cultos que se están realizando en la catedral. Los cofrades prefirieron darse un tiempo adicional para ir más tranquilos y no interferir en el desarrollo del programa litúrgico.

Los primeros metros del recorrido, antes de alcanzar Ginés Martín, se realizaron por el porche catedralicio que, obligatoriamente, ha de pasar por la puerta de la Facultad de Empresariales. Ahí esperaba a los cofrades, una representación universitaria encabezada por la decana Asunción Grávalos quien realizó una ofrenda floral a Los Dolores. Por su parte el Señor de las Cadenas, que en el futuro tendrá nuevo paso, estrenó acompañamiento musical que corrió a cargo de la Banda de Cornetas y Tambores Cristo de la Sangre de Sevilla, mientras que el Señor del Buen Viaje iba con el Trío Capilla de Huelva.

Los Judíos cerraron la carrera oficial en la que dejaron, una vez más, constancia de su personalidad llevando hasta las puertas de La Concepción, todo su legado de fe y artístico y dando testimonio, por otro lado, de su compromiso de mantener la fe a sus sagrados titulares de manera inmutable.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios