Semana Santa

"No queremos que nos vean como unos bichos raros"

  • Espera contar con el apoyo de todos cofrades del Calvario en esta nueva etapa que comienza y quiere acercar aun más su hermandad a la sociedad onubense

Estéfano Molín González accede a la junta de gobierno de la Hermandad del Calvario como nuevo hermano mayor tras los problemas surgidos con su cofradía el pasado Lunes Santo por el laudo del Consejo. Ahora dice que hay un camino nuevo, donde esperan contar con todos los hermanos y la sociedad de Huelva.

-¿Qué le lleva a presentar su candidatura a hermano mayor?

-La verdad que en un principio no te lo planteas. Cuando conoces la hermandad por dentro a lo mejor piensas que algún día podrás ser el hermano mayor, pero lo que sí es cierto es que no esperaba que fuera tan rápido. Los hermanos del Calvario han confiado en mí y aquí estoy.

-¿Desde cuándo es hermano de la Cofradía del Calvario?

-Como hermano pertenezco a ella desde hace seis años, pero puedo decir que de toda la vida, mi padre ha estado vinculado a la hermandad desde los setenta, prácticamente desde la misma fundación y eso lo hemos vivido en mi casa.

-¿Qué ocupaciones ha tenido hasta ahora en la hermandad?

-He sido costalero del Cristo durante estos años, el Cristo y la Virgen son mis dos titulares pero he tenido mi predilección por el Señor. De manera oficial no he pertenecido a la junta, conocí a Luis Hernández después de que tomara posesión como hermano mayor, me interesé por los trabajos que se venían realizando y me pidió la colaboración para con su junta y de esa forma me he dedicado a la priostía. Eso me ha hecho conocer a la hermandad desde dentro.

-Es inevitable no referirse a lo que sucedió el pasado año el Lunes Santo, ¿cómo lo vivió?

-De una forma muy angustiosa, de impotencia, de coraje. Creíamos que no eran las formas adecuadas de tratar a nuestra hermandad y te sientes impotentes. Quizás nosotros fuimos unos cabezotas, y también puede haber quien piense que no se nos trató bien. Gracias a Dios la hermandad estuvo muy unida.

-¿Y ahora cuál es el camino?

-Es una época pasada, hay un nuevo tiempo, yo tampoco soy Luis. He querido que las cosas pendientes se solucionaran antes de que nosotros tomáramos posesión de nuestros cargos; la junta de gobierno anterior se ha encargado de que el camino estuviera más blando. Les pedí que me arreglaran el problema anterior, yo no era oficial de esa junta. Ahora es un punto y aparte, un camino más cómodo. Nosotros no queremos entrar en guerra con nadie; ante un problema se actúa de una forma, a veces te pueden llevar a ello. Creo que no se puede tener una persecución hacia el Calvario, nosotros queremos mantener una buena armonía el Lunes Santo.

-¿Cuál es el proyecto del nuevo hermano mayor para los próximos cuatro años?

-El principal objetivo es tener claro que esto sucedió pero que hemos abierto un nuevo camino. Que la hermandad renazca de nuevo, abriéndose a la sociedad, que no nos vean como un bicho raro que crea problemas. Que es una hermandad viva, tendremos nuevos proyectos, aunque el primero será terminar de pagar el palio. Pero uno de los principales objetivos es el humano, la cercanía con los hermanos. Hay que hacer olvidar los problemas pasados.

-¿Cómo es el equipo que ha conformado?

-Sólo repiten cuatro miembros de la anterior junta. Creo que llevo un buen equipo uniendo a gente joven y mayor, he querido aglutinar veteranía que aguante el empuje de la gente joven. Pero, además, la mayor novedad es que hay tres mujeres, es la primera vez que ocurre esto en esta hermandad.

-Tras la toma de posesión poco tiempo tienen para organizar la próxima Semana Santa.

-Este año para nosotros viene todo rápido, el besapiés del Señor, el quinario, pregón, montaje de los pasos, papeletas de sitios, va a ser un no parar. Espero contar con la colaboración de toda la hermandad.

-También ha participado muy de cerca en la presentación del nuevo palio.

-Sí y he visto que la gente estaba muy contenta. Me he quedado impresionado, no sabía que había un público tan cofrade, la respuesta ha sido buena, a la gente le ha gustado, han sido muchas las felicitaciones. Es una gran obra, el taller sabíamos que trabajaba bien porque su director, Francisco Carrera, es el vestidor de la Virgen pero nos ha sorprendido a todos. Es más, él mismo se ha sentido sorprendido al verlo montado. Es hora de que nos conozcan a la Semana Santa de Huelva por el gran patrimonio que tenemos.

-¿Un deseo para estos cuatro años?

-Espero que sólo se hable de la hermandad, hablemos de Semana Santa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios