Puerta del mar

Llegan las obras al mirador del santuario de la Cinta

  • Comienza en esta semana los trabajos enmarcados dentro del programa Edusi

  • Hace un siglo la Patrona inauguraba el paseo de El Conquero con su bajada

Acotado el camino para llegar al santuario por las obras que ahora comienzan. Acotado el camino para llegar al santuario por las obras que ahora comienzan.

Acotado el camino para llegar al santuario por las obras que ahora comienzan. / Josué Correa

La actuación municipal en El Conquero se inicia en el mirador del santuario de la Cinta. Las obras comenzaron esta semana con la llegada de las vallas que van a perimetrar todo los alrededores para que puedan comenzar los trabajos junto al santuario y continúe la vida en el mismo.

Unas obras que se inician un siglo después de que culminara el paseo de la Cinta que ese era el deseo del Ayuntamiento, crear un lugar de esparcimiento que llegara hasta el santuario de la Patrona de Huelva. En marzo de 1901 José García Ramos, en la asamblea de la Cámara Agrícola, en el Círculo Mercantil, pide al alcalde que vea “si se pueden llevar a cabo algunas reformas en los cabezos de la Cinta, con el fin de que aquellos lugares, preferidos por el pueblo para ir de gira, se hagan más amenos”.

Así que cuando en 1919 concluyen estas obras es normal que la Hermandad de la Cinta se planteara coger por este camino en las visitas anuales de la Virgen al centro de la ciudad con ocasión de su festividad.Siempre había bajado y subido por el mismo trayecto, el de la Las Colonias.

Al final la hermandad optó por la bajada de la Virgen por el nuevo paseo y así Ella lo inauguraba, mientras el regreso se efectuaría como siempre por la carretera de Gibraleón.

Lo que sí se deja claro es que la Virgen bajaría la cuesta del Carnicero hasta llegar a la Plaza de la Merced, donde como era habitual entraría en la ciudad con la solemnidad de su procesión hasta la parroquia de San Pedro.Son cien años de aquella primera bajada por este hermoso lugar que unía la finca llamada Conquero, que se encontraba a las faldas de los cabezos, en la actual rotonda de Juan Ramón Jiménez, con la casa de la Patrona de los onubenses. Hoy es una bajada consolidada como uno de los acontecimientos más devocionales y bellos que se viven junto a la Virgen de la Cinta y que convoca el rosario d ela aurora al inicio de los cultos de su festividad.

Aquel año de 1919 no solo marca el final de las obras del paseo, sino que también va a ser motivo para reivindicar ante el Ayuntamiento mejoras en la subida de la cuesta del Humilladero.

Ahora el santuario de la Cinta vuelve a acoger una nueva obra en su entorno, la que remodelará todo el mirador de entrada, donde quedará la cruz de los Ángeles como un hito en este espacio de recepción, a la vez que se trata la ladera del cabezo para ser utilizada en el disfrute de todos.

Una actuación municipal dentro del programa europeo Edusi que se completa con otra que es la de peatonalizar todo desde la fuente a la entrada del santuario, lo que hará que se acerque aún más la barriada de la Orden hasta este lugar tan especial como es el santuario de la Cinta. Una zona de recepción que ofrecerá nuevos jardines que se unirán con El Conquero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios