Semana Santa

La lluvia deja en su templo al Resucitado

  • La junta de gobierno opta por no salir, cerrando una Semana Santa sin pleno con cofradías en la calle.

A las 09:40 de la mañana la junta de gobierno de la Hermandad de la Sagrada Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo y María Santísima de la Luz se reunió en la sacristía de la Iglesia del Pilar, en la Hispanidad y, ante la previsión de lluvia a partir de las 11:30, decidió esperar media hora hasta tomar una decisión definitiva que finalmente fue la de no efectuar, un año más, la esperada estación de penitencia.

"Estoy muy triste. A uno le preocupa las caras de los hermanos pero la cabeza tiene que ser más fuerte que el corazón. Hemos consultado dos o tres pu en que lloverá, aunque no nos dan un hora exacta. En este momento estamos en un claro pero en una hora cambiará y ahora está lloviendo en Ayamonte", explicó a este periódico el hermano mayor de la hermandad, Antonio Griñolo. Según aseguró, en el Acto de Fe el paso de misterio, realizado por Francisco Pineda en 2008, "se mojó mucho" y, unos meses más tarde, "no nos podemos permitir mojarnos más".

El párroco de la Iglesia del Pilar, Teodoro Bernal, que tenía mucho interés en que al menos la estación de penitencia se realizara hasta el Axilo Santa Teresa Jornet, lo que finalmente no pudo ser, realizó un acto litúrgico previo a la misa de Pascua para los devotos de esta hermandad, que cuenta con 186 hermanos, de los cuales casi 50 iban a procesionar junto al Resucitado. El Señor, una talla de Elías Rodríguez Picón en madera de cedro policromada no pudo caminar alzado por su cuadrilla y acompañado por los sones de la Agrupación Musical Santa Cruz.

"Esta hermandad es humilde pero también es muy fuerte. Se prepara durante todo el año para este momento y eso es precisamente lo hermoso de las hermandades: que si hace falta porque el tiempo lo impide, se dice que no se sale. Los hermanos lo viven con intensidad y con emoción. Y no pasa nada, se espera otro año más", valoró el párroco tras conocer la decisión de la junta de gobierno.

La desilusión en la cara de algunos de los hermanos, así como en los costaleros, se tornó en aceptación cuando comenzó el breve acto litúrgico en la parroquia de la Hispanidad, que por segundo año vio como su Resucitado no pudo echarse a la calle, culminando así una semana de Pasión sin pleno de hermandes en la calle.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios