Semana Santa

La hermandad del Nazareno inicia la Semana Santa en Santa Olalla

  • La cofradía acompañada por sus numerosos nazarenos y penitentes sale por la puerta del perdón de la antigua iglesia y se dispone a la bajada hasta el hospital. Una vez allí se procede al besapiés y a velar al Nazareno, hasta prácticamente la hora de salida en procesión junto a la Virgen de los Dolores.

El castillo de Sancho IV y la antigua Iglesia, hacen que la Semana Santa tenga un color especial en la localidad onubense. Los pasos parten de un lugar pintoresco y hacen que la salida de los mismos sea toda una devoción. Así, el jueves santo los costaleros deben sacar la imagen de la virgen de rodillas debido al pequeño tamaño de la puerta de estilo gótico-mudéjar de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

La Semana Santa se inicia de manera oficial en la localidad serrana con la bajada de Nuestro Padre Jesús Nazareno a la antigua sinagoga judía situada a los pies de la iglesia, y que los serranos denominan popularmente como el hospital, (aunque previamente ya se ha realizado el primero de los actos con el  Vía Crucis desde el cementerio municipal a la Iglesia de la Asunción). Sobre las diez de la noche, la cofradía acompañada por sus numerosos nazarenos y penitentes sale por la puerta del perdón de la antigua iglesia y se dispone a la lenta bajada hasta el hospital. Una vez allí, existe la tradición de besar el pie al Señor y de velar la imagen durante toda la noche y parte del día siguiente. El local del hospital está lleno de bancos en los que numerosos devotos pasan horas y horas rezando al Nazareno. El propósito es que durante toda esa madrugada la imagen no esté sola ni un solo instante. Una vez llegado a la antigua sinagoga, los fieles besan el pie a la imagen después de una gran cola de espera.Pero el día no termina así, ya que rozando la media noche, tendrá lugar la procesión penitencial de la Vera Cruz, conocida como la procesión del silencio que recorrerá las calles del municipio y se recogerá de nuevo en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción a altas horas de la madrugada.

El jueves es el turno para el día grande de la semana santa, con la peculiaridad de la representación de la limpieza del rostro del Nazareno, por una chica del municipio que simbolizará a la Verónica cuando limpió el rostro a Jesús en la Cruz.Nuestro Padre Jesús Nazareno hará su salida alrededor de las ocho y media de la tarde, y se encontrará con la imagen de María Santísima de los Dolores que saldrá de la iglesia de Nuestra señora de la Asunción. A los pies del castillo se producirá la tradicional “limpieza del rostro”, una joven mujer de la hermandad del Nazareno simulará la limpieza del rostro de Jesús por la Verónica mientras el párroco del municipio lee el pasaje correspondiente de la Biblia. Un silencio embargará a nazarenos de ambas cofradías y a todos los asistentes que se sitúan alrededor de los pasos, que una vez terminada la representación serán mecidos al son de la música, en un acto de despedida entre madre e hijo.

Seguidamente, la procesión recorrerá las calles del municipio para recogerse sobre las doce de la noche. El Jueves Santo termina con un Vía Crucis que trasladará al Cristo de Buena Muerte al cementerio, en esta procesión existe la tradición por la cual sólo asisten hombres a la misma. Para terminar, el viernes, es el turno de la procesión del Santo Entierro de Cristo y María Santísima de la Soledad a partir de las ocho y media.

La Semana Santa Santaolallera termina el Domingo de Resurrección en la ribera en la que se encuentra la ermita de Santa Eulalia, ya que después de todo el día comiendo en el campo con familiares y amigos se recorren unos cuantos kilómetros en procesión para llevar a la Santa al pueblo. Santa Eulalia estará en el municipio hasta el segundo domingo de Mayo en el que se celebrará la Romería.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios