semana santa

De la incertidumbre al gozo del Jueves Santo en Huelva

  • Buena Muerte, Misericordia y Judíos procesionan en una tarde noche sin problemas de lluvias

El misterio del Señor de las Cadenas por la Merced. El misterio del Señor de las Cadenas por la Merced.

El misterio del Señor de las Cadenas por la Merced. / Alberto Domínguez

Comentarios 0

El Jueves Santo nació con la inquietud por el tiempo y con muchas ganas de intentar sortear los partes meteorológicos. En un principio no se mostraba con la virulencia que días antes presagiaba una jornada con bastantes lluvias.

Lo cierto es que fue primaveral, abrió con sol, luego nubes que cubrían el cielo de Huelva, con alguna llovizna pero más intensamente sobre la una de la mañana. Esto llevó a una imagen de paraguas a las puertas de los templos de quienes accedían a visitar los pasos, quienes esperaban que que por la tarde las cofradías pudieran estar en la calle.

La lluvia no le restó fuerza a esta mañana clásica de cofradía de visita a las iglesias de Santa María de Gracia, Misericordia, Concepción y la Merced.

Las hermandades estaban por buscar la mejor solución para una jornada en la que se esperaba que la tarde noche fuese mucho mejor y se disipara la amenaza de lluvias. Más cuando se vivió un Miércoles Santo sin cofradías tras una ligera lluvia, pero persistente en determinados momentos de la tarde, cesando luego las precipitaciones. Las cosas del tiempo en la Primavera, que juega también a despistar al mejor de los radares.

Por eso la mañana de ayer era de ánimos hacia los cofrades de las distintas hermandades, que a la 13:30 sus hermanos mayores se reunieron para aunar ideas con el deseo de solventar conjuntamente lo mejor posible la jornada y poder sacar los pasos a la calle si el tiempo lo permitía.

Un día el del Jueves Santo especialmente importante también para vivirlo a primeras horas de la tarde en las iglesias, con la celebración de la Cena del Señor que en la Santa Iglesia Catedral presidía el obispo de Huelva, José Vilaplana Blasco.

Quedaba expuesto el Santísimo en el Sagrario en la celebración de la institución de la Eucaristía. Monumentos que se mantienen con la belleza y singularidad para el Jueves Santo, que invita a la visita y oración recogida en las distintas iglesias de la ciudad.

Así la tarde, después de otro chaparrón y cielo que se veía menos cargados de nubes de agua se esperaba que todo mejorara. Lo que llevó a las dos primeras hermandades, Oración y Buena Muerte a pedir la hora de moratoria que autoriza el protocolo del Consejo de Hermandades para este tipo de caso. Mientras que Misericordia y Judíos retrasaban también su salida. Así que todo volvía a tener una luz de esperanza. El cielo se iba abriendo y las golondrinas y vencejos volaban alto sobre las torres de las iglesias, lo que era un buen augurio.

Una tarde de espera que se hacía más larga pero igualmente intensas en los deseos de ver el Jueves Santo en la calle. Sin embargo todo se truncó cuando en la hora de moratoria la Archicofradía de la Oración anunciaba que no iba a hacer su salida procesional. Se pensaba que podías ser un efecto dominó con el resto, pero no fue así. Lo que se entendía en esto del tiempo es que mientras se veína a los penitentes de túncias blancas retirarse para sus casas por La Palmera estaban los nazarenos de la Buena Muerte en la calle Tres de Agosto para recoger a sus titulares e inicar su recorrido. Se esperaba también la salida de los Judíos y de la Miserircordia. Era momento para articular un plan B de recorte de itienrario, esto llevó a un gran esfuerzo por parte de la Policía Local que tuvo que limpiar algunas calles de coches en el recorrido que habría de ahcer la comitiva de los Judíos. Aun cuando en un principio se pensó que la Buena Muerte iba a coger por la calle Puerto, al final se decidieron por Vázquez lópez hacia Gobernador Alonso, de esta forma acortaba el recorrido que le llevaba hacia Miguel Redondo.

El problema surgió cuando la Misericordia inició su saldia antes d elo previsto, según el Consejo de Hermandades, y la Cruz de guía de la Buena Muerte se encontraba ya en el incio de Gobernador Alonso. Esto llevó a que al final tuviera la Buena Muerte que dejar paso a la Misericordia. De esta forma fue la primera en entrar la Crarera Oficial del Jueves Santo. Al final tanto la Buena Muerte como los Judíos debieron ralentizar su caminar con un parón de media hora.

La luna de la Parasceve aparecía arriba de la parroquia de la Inmacuada Concepción, presagiando una jornada en la que pudiera salir el Nazareno. Sin embargo para la tarde de hoy Viernes Santo las prediciones meteorológicas vuelven a hablar de inestabildiad del tiempo, aunque no tan malo como pintaba al inicio de la Semana Santa. Aunque continuamos con la borrasca. Por la tarde habrá posibilidad de chubascos, aunque más probables en el interior sin descartar que afecte al litoral hasta las 20-21 horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios