Semana Santa

Tiempo revuelto de precampaña electoral

Un momento de la asamblea de los rocieros celebrada esta semana. Un momento de la asamblea de los rocieros celebrada esta semana.

Un momento de la asamblea de los rocieros celebrada esta semana. / Alberto Domínguez

La Hermandad de Huelva

Esta semana sorprendió bastante que el proyecto presentado por la actual junta de gobierno de la Hermandad del Rocío de Huelva, que preside Antonio Sánchez de Piña, fuera rechazado por la asamblea de hermanos por una diferencia de 60 votos. Respetando la voluntad de los hermanos, queda la duda que si lo que se rechaza es el proyecto porque se quiera otro mejor, incluso que se aborde también la remodelación de la fachada o que no gusten los plazos marcados. Lo que a nadie se le escapa es que de aquí a bien poco hay de nuevo elecciones. ¿No será esto reacción preelectoral?

Los estatutos del Consejo

Enlazando con lo anterior, a nadie se le pasa tampoco que el rechazo a los estatutos del Consejo presentado en el primer pleno del año, después de todos los parabienes al texto, incluidos los del propio obispo, fueran rechazado por los hermanos mayores. Pues ¿no huele también a precampaña electoral? En ese intento de poner otra vez en pie la renovación de los estatutos, al final van a tener que atrapar con lazos a los componentes de la comisión pro estatutos. No hay quien los ponga de acuerdo a todos para una reunión. Parece que se haya desinflado el interés por terminar.

En el Corazón de Jesús

Anotamos la conferencia pronunciada por Eduardo J. Sugrañes en el Corazón de Jesús con ocasión del 90 aniversario de la parroquia, una efemérides ya planteada en la exaltación a la Saeta de Huelva en este templo y que ha organizado su párroco Feliciano Fernández Sosa. El compañero de esta casa, como siempre muy documentado y, sin duda, también muy elegante recuperando a Pedro Román Clavero. Nos unimos a las felicitaciones a este templo tan cofrade, que fue una idea por la que trabajó este arcipreste y párroco de la Concepción y no de los párrocos de San Pedro. Román Clavero ya aventuraba que este sería un lugar tan importante en la vida de la Diócesis como así lo ha sido hasta ahora. El primero de El Polvorín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios