Buena Muerte

El Señor lleva banda de cornetas y tambores

  • El sudario del paso de la Virgen muestra una nueva configuración

Ha sido la primera salida de la nueva junta de gobierno encabezada por Juan Antonio Prieto. Las Agustinas permanecían cerradas a las 19:00, hora establecida para el inicio de la procesión. En esos momentos llovía y era evidente que la cofradía había recurrido al protocolo de moratoria de una hora. A las 19:45, ya se supo que Buena Muerte saldría al centro con sus dos espléndidos pasos.

Cofradía dotada de belleza y elegancia como pocas, se fue abriendo paso por Tres de Agosto. La cruz de guía vino desde Palos. Allí, en el colegio de Santa María de Gracia salió el cortejo a la búsqueda de sus dos titulares. La salida por la angosta Tres de Agosto no hace otra cosa que incrementar la belleza del momento. Un poco antes, se había procedido a realizar las primeras levantás que correspondieron a Santiago Bejarano, en el caso del paso de misterio y a Juan Bautista Romero, en el de la Virgen de Consolación. El primero, por ser el nazareno de mayor edad del cortejo y el segundo, por ser uno de los impulsores de la compra del paso de La Consolación hace 25 años. A la personal belleza del paso de la Virgen hubo que añadir un cambio en el sudario. La novedad ha sido que solo ha ido colgado de uno de los brazos de la cruz. El propósito ha sido dar mayor visibilidad a la imagen de la Virgen que, al igual que el Señor de la Buena Muerte, será pronto objeto de trabajos de restauración.

También el paso de misterio presentaba novedades: la recuperación del acompañamiento musical que ayer, corrió a cargo de la Banda de Cornetas y Tambores San Sebastián, de Tomares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios