HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Semana Santa

Los actos litúrgicos de la Semana Santa se celebrarán a puerta cerrada por el coronavirus

  • El obispo de Huelva, José Vilaplna, estará con los vicarios en la Santa Iglesia Catedral

El Santísimo expuesto a las puertas de la parroquia de Santa Teresa de Jesús en estos días de confinamiento como ofrecimiento a los vecinos de la Orden. El Santísimo expuesto a las puertas de la parroquia de Santa Teresa de Jesús en estos días de confinamiento como ofrecimiento a los vecinos de la Orden.

El Santísimo expuesto a las puertas de la parroquia de Santa Teresa de Jesús en estos días de confinamiento como ofrecimiento a los vecinos de la Orden. / Josué Correa

La Semana Santa no se suspende, lo deja bien claro el decreto de la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos del Vaticano, con ocasión de los efectos del coronavirus que cierra todos los espacios de congregación de personas.

Así refiere que “la Pascua, corazón del año litúrgico, no es una fiesta como las demás: celebrada durante tres días, el triduo pascual, precedida por la Cuaresma y coronada por Pentecostés, no puede ser trasladada”.

Sin embargo, deja abierta la posibilidad de traslado de las procesiones “que enriquecen los días de la Semana Santa y del triduo pascual” a otra fecha. Una propuesta que no ha tenido seguimiento, pues se entiende que la salida de los pasos a la calle no tiene sentido alguno sin estar unida a la celebración litúrgica del triduo sacro que, como bien se indica, no se puede suspender por ser el centro de la vida de la Iglesia. Sería como quitarle la importancia a las procesiones y dejarlas solo como algo popular, cuando para las hermandades es una extensión en la calle de lo que se vive en el interior de los templos. En este sentido, se indica desde el Obispado de Huelva, en cuanto a la posibilidad de trasladar las expresiones de piedad popular y las procesiones a otra fecha, que “se darán las indicaciones que, a juicio del obispo diocesano, sean oportunas como indica el citado decreto, una vez superado el mal que padecemos”.

Ahora el obispo de Huelva, José Vilaplana, ha dado a conocer cómo se va a realizar esta celebración litúrgica atendiendo a las indicaciones que obligan la situación que se vive por el coronavirus.

Se comenzará con la celebración de la misa crismal que aunque sí se puede trasladar a otra fecha, el obispo onubense ha preferido celebrarla como siempre el Martes Santo, a las 11:00 en la Santa Iglesia Catedral. Se hará, como está mandado, a puerta cerrada y el obispo estará acompañado por los vicarios y un grupo reducido de sacerdotes en representación de todo el clero.

Aunque la renovación de las promesas sacerdotales se hará cuando las circunstancias lo permitan en alguna de las celebraciones del tiempo de pascua.

En cuanto al triduo sacro, se siguen las indicaciones de la sagrada congregación, en las que como recuerda el Obispado de Huelva, “la fecha de la Pascua no puede ser trasladada a otro momento”; además de hacer recomendaciones concretas.

En este sentido, se indica que el Jueves Santo, en la Santa Iglesia Catedral y en las parroquias, en la medida de la posibilidad real establecida por aquellos a quienes compete, los sacerdotes de la parroquia pueden celebrar la misa de la cena del Señor; se concede excepcionalmente a todos los sacerdotes la facultad de celebrar en este día la misa sin el pueblo, en un lugar adecuado. El lavatorio de pies, que es facultativo, se omite.

Al final de la misa de la cena del Señor se suprime la procesión y el Santísimo Sacramento se reserva en el sagrario. Los sacerdotes que no tienen la posibilidad de celebrar la misa rezarán las vísperas.

En cuanto al Viernes Santo, en la Santa Iglesia Catedral y en las parroquias, en la medida de la posibilidad real establecida por aquellos a quienes compete, el obispo o el párroco celebra la Pasión del Señor. En la oración universal el obispo diocesano se encargará de establecer una especial intención por los enfermos, los muertos, quienes han sufrido alguna pérdida.

La vigilia pascual solo se celebrará en la catedral y parroquias, en la medida de la posibilidad real establecida por aquellos a quienes compete. Para el inicio de la vigilia o lucernario se omite el fuego, se enciende el cirio y, suprimida la procesión, se hace el pregón pascual. Sigue la liturgia de la Palabra, y en la liturgia bautismal solo se renuevan las promesas bautismales y posteriormente la liturgia eucarística.Al ser celebraciones a puerta cerrada, se espera que se pueda retransmitir como ahora se está realizando con el rezo del Ángelus y las misas de las doce de la mañana del obispo José Vilaplana, desde el palacio episcopal y que se pueden seguir por Teleonuba.

La Diócesis de Huelva se une hoy al rezo del Ágelus con el papa Francisco

Hoy, fiesta de la Anunciación, el papa Francisco convoca a todos a unirse a su oración del Ángelus (12:00), para rezar el Padrenuestro por la humanidad, para que sea liberada de la pandemia que la azota.

Mientras que por la tarde, a las 19:30, el obispo de Fátima presidirá la retransmisión del santo rosario desde la Basílica de Fátima, rezando por las víctimas del coronavirus, sus familiares, el personal sanitario, etc.

Al finalizar el rezo del santo rosario, el cardenal patriarca de Lisboa hará la consagración de la península Ibérica y sus islas a la Santísima Virgen. Tanto la oración del Ángelus como este acto de consagración, podrán seguirse por radio y televisión a través de COPE y TRECEtv.

Sobre la celebración del triduo sacro en los monasterios, el obispado de Huelva, José Vilaplana, tiene pendiente de dar más adelante las directrices oportunas.

Como se hacía presagiar será esta una Semana Santa inédita en todos los aspectos. Más allá de la suspensión de las procesiones, se espera que los actos que se desarrollen en las iglesias y en la Santa Iglesia Catedral de Huelva, que presida el obispo José Vilaplana, puedan llegar de alguna forma a los fieles que permanecerán en sus casas.

Así las indicaciones son las de buscar de aquí a ese momento los canales de retransmisión oportunos mediante las redes sociales de las que dispongan las parroquias para conectarse con sus fieles y a través de las televisiones locales .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios