Procesión Hermandad Tres Caídas de Huelva 2019 El aniversario se vive en la calle

  • La cofradía del Polvorín da un espléndido ejemplo de madurez y de objetivos cumplidos

El misterio buscando la Plaza Niña. El misterio buscando la Plaza Niña.

El misterio buscando la Plaza Niña. / Canterla (Huelva)

Es lógico que un aniversario, como son los 75 años de una hermandad, se quede grabado en los corazones de los cofrades de las Tres Caídas. Es normal. Pero lo que no es tan habitual es que una efemérides se cubra con un programa tan hermoso, que se ha venido desarrollando estos meses, y que ayer tuvo su confirmación en la calle, que es donde una cofradía tiene su prueba de fuego y se somete al veredicto de Huelva. Y el veredicto de los onubenses no podía ser otra cosa que una aprobación unánime, al comprobar cómo se mueve esta ya veterana hermandad.

Nuevo manto del Amor. Nuevo manto del Amor.

Nuevo manto del Amor. / Canterla (Huelva)

La salida desde el Sagrado Corazón fue sencillamente, espectacular. La Isla Chica volvió a darse cita en la calle Presbítero Pablo Rodríguez para no perderse ni un instante de este Lunes Santo en El Polvorín. La imagen del Señor lucía tras la restauración realizada y que hizo que el Señor estuviera fuera de Huelva unos meses.Lo cierto es que ver este misterio en la calle deja enmudecido a cualquiera. Momentos antes de que el paso cruzara el dintel del templo, se realizó la primera levantá. Ese privilegio le correspondió aMaría Ángeles Pareja Candón.

Tampoco se puede olvidar que este Lunes Santo de los 75 años, fue muy especial para el hermano mayor Fabián Tello quien lo disfrutó por partida doble ya que fue capataz del misterio. En este día tan especial, el misterio mostraba otros estrenos como una nueva cruz de salida y unas cantoneras, que asimismo han contribuido a engrandecer el patrimonio artístico de la corporación.

La cruz es obra de Enrique Gonzálvez en madera de cedro de Canadá, tintada en color oscuro. Además, la cruz iba rematada por cuatro cantoneras, en plata sobredorada, con un dibujo en el que destacan las figuras de tritones y de piedras preciosas.Tras el Señor, le tocaba el turno como es preceptivo, la salida del palio de la Virgen del Amor ante el que había una enorme expectación.

En primer lugar porque al igual que el Señor, la imagen de María Santísima fue objeto de restauración pero no solo eso. Tres Caídas tenía la deuda con Huelva de mostrar en plena calle el manto que hace escasas semanas fue presentado en el Gran Teatro y posteriormente, en el salón de plenos del Ayuntamiento. Antes de que el palio saliera del Sagrado Corazón, la primera levantá le correspondió a la familia Domínguez. El palio llevaba asimismo, un crespón negro en señal de luto por Carlos Aurelio Martín Bernal y José de los Reyes Díaz Polo, fallecidos durante el último año.

El paso de la cofradía por la Alameda Sundheim y la llegada a la Plaza Niña fue seguida por numerosísima gente que no la abandonó durante el recorrido que cubrió por las calles del centro, incluido el paso por la capilla de María Santísima de Esperanza CoronadaPero no se entiende un Lunes Santo sin la recogida de esta cofradía. El paso por la Vía Paisajista y Huerta Mena así como los últimos metros hasta el templo, suponen una auténtica fiesta cofrade para toda esta zona de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios