Medicamentos

Naproxeno, ¿cómo y cuándo se debe tomar?

  • Los antiinflamatorios no esteroideos están especialmente indicados en tratamientos para la dismenorrea, la migraña o la artritis

Una mujer tomando una pastilla. Una mujer tomando una pastilla.

Una mujer tomando una pastilla.

El naproxeno es un tipo de antiinflamatorio no esteroideo que es recetado por el médico de cabecera para el tratamiento de dolencias que vayan de intensidad leve a moderada. Aunque esta sustancia exista en formato genérico, es decir, como si fuera de marca blanca, sus marcas más conocidas son Antalgin y Naprosyn.

Este medicando está especialmente indicado para mujeres que padecen de fuertes dolores de dismenorrea, de hecho, estudios han demostrado que tiene una mayor eficacia en este ámbito que el famoso ibuprofeno. 

También es usual que se recete para dolores de migrañas, así como tratamiento después de haber sido sometido a una intervención quirúrgica

No obstante, al ser antiinflamatorio podría ser recetado para cualquier situación que implique dolor y disminución de la inflamación como puede ser el dolor de rodilla, dolor de muelas, artritis, episodios de gota, etc. 

¿Naproxeno, naproxeno sódico o ibuprofeno?

Aunque el compuesto sea el mismo, la diferencia entre el naproxeno y el naproxeno sódico reside en que la formulación con sal sódica favorece la absorción del medicamento.

Por su parte, tanto naproxeno como ibuprofeno pertenecen a la misma familia, los antiinflamatorios no estretoideos (AINEs)  aquellos fármacos que están destinados a aliviar el dolor, disminuir la fiebre y reducir la inflamación.

Una de sus principales diferencias, sin embargo, es que el naproxeno, debido a que se une muy bien a la principal proteína de la sangre (albúmina), sus efectos calmantes tienen una mayor duración

Por otro lado, el naproxeno está contraindicado a aquellas personas que padezcan de reflujo gástrico, ya que es de los medicamentos más agresivos para el tracto digestivo. En esos casos, lo usual es que el especialista recurra al ibuprofeno, que, aunque también es dañino para el estómago, es más leve. 

El naproxeno es más agresivo para el estómago que el ibuprofeno

En cuanto a riesgos cardiovasculares se refiere, el naproxeno es más aconsejable que el ibuprofeno, ya que hay estudios que demuestran los efectos perjudiciales que este segundo fármaco ha propiciado en personas que padecen de tensión alta. Por ello, además, siempre se recomienda que la dosis de ibuprofeno debe ser de 400 mg, y no de 600 mg. 

Como se puede apreciar, aunque su forma de actuar es prácticamente idéntica, será el médico de cabecera quien, en función del perfil del paciente, recete uno u otro. 

Embarazo y lactancia 

Tomar determinados medicamentos durante el embarazo puede suponer un problema para el feto, el naproxeno entre ellos. De hecho, en el caso de inflamación o dolor, se recomienda Paracetamol, que es de los pocos fármacos seguros durante este periodo. 

Los antiinflamatorios no esteroideos, como son la aspirina, el naproxeno o el ibuprofeno están especialmente contraindicados en el último trimestre del embarazo ya que alteran el flujo sanguíneo del feto dilatando os vasos sanguíneos. 

Para poder tomar naproxeno durante la lactancia, se recomienda que el bebé tenga más de un mes de vida

En cuanto a la lactancia, se debe tener en cuenta que todo lo que la madre consuma afectará a la leche que tome el bebé, también los medicamentos. Por ello, y aunque no haya especialmente ningún medicamentos contraindicado en periodo de lactancia, lo aconsejable sería consultar al médico de familia. 

En el caso del naproxeno, los especialistas recomiendan que, para que la madre pueda tomarlo, el bebé necesitará tener al menos un mes de vida.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios