Café Coloquio Grupo Joly 'Manejo de la artritis reumatoide - Abordaje ideal'

Vías para mejorar el abordaje de la artritis reumatoide

  • Unas 72.000 personas en Andalucía padecen artritis reumatoide

  • Pacientes, gestores, profesionales e industria analizan los retos existentes en el manejo de la patología

  • Por cada euro invertido en un abordaje integral se obtendría un retorno de 3,16 euros 

Foto de familia de los participantes en el café–coloquio organizado por Grupo Joly / Juan Carlos Muñoz Foto de familia de los participantes en el café–coloquio organizado por Grupo Joly / Juan Carlos Muñoz

Foto de familia de los participantes en el café–coloquio organizado por Grupo Joly / Juan Carlos Muñoz

Casi 300.000 personas conviven en España de forma diaria con la artritis reumatoide, una enfermedad autoinmune sistémica crónica que cursa en brotes y que provoca dolor, la inflamación crónica de las articulaciones y discapacidad. Con el objetivo de conocer mejor la realidad de esta patología y los retos que plantea tanto en lo clínico como en lo asistencial, Grupo Joly organizó el pasado miércoles el café-coloquio ‘Manejo de la Artritis Reumatoide, abordaje ideal’. El debate, realizado en colaboración con Lilly, propició el encuentro entre pacientes, profesionales, gestores e industria y sirvió para repasar las propuestas del Proyecto SROI–AR, un informe de la Fundación Webber sobre el impacto clínico, asistencial, económico y social del abordaje ideal de la artritis reumatoide en comparación con el abordaje actual.

Este encuentro contó con la participación de Diego Vargas, director general de Asistencia Sanitaria y Resultados en Salud del Servicio Andaluz de Salud, que ofreció algunas claves sobre las medidas de mejora que pretende ejecutar Salud en esta área. “En Andalucía existen unos 72.000 pacientes; es una patología con una importante connotación social y con gran impacto en la calidad de vida de quienes la padecen”, apuntó Vargas. En su opinión, la sociedad ha de ser consciente de la carga de enfermedad de la artritis reumatoide, por encima de la cardiovascular o la oncológica. Asimismo, quiso poner énfasis en la importancia del diagnóstico y detección precoz: “mientras antes actuemos, antes podremos incidir en el desarrollo de la patología”. Según expuso en su intervención, “el SAS debe consolidar circuitos asistenciales ágiles y garantizar la equidad y la accesibilidad de todos los andaluces a aquellas herramientas terapéuticas que nos permitan obtener los mejores resultados en Salud. Al final está demostrado que, si obtenemos los mejores resultados en salud, siempre vamos a ser costo–eficientes”.

Todos los participantes del coloquio coincidieron en que la Atención Primaria es un pilar importantísimo para mejorar el abordaje de esta enfermedad. “Más que puerta de entrada, la AP debe ser el ámbito que garantiza la calidad y la continuidad asistencial”. Por último, el director general de Asistencia Sanitaria subrayó que “entre todas las partes: industria, administración y profesionales; debemos hacer que el sistema sea sostenible y hemos de orientar el trabajo a nuevas fórmulas de compra innovadora y compra relacionadas con resultados en salud que permitan que la innovación terapéutica sea accesible para la población”.

Álvaro Hidalgo, presidente Fundación Weber, fue el encargado de presentar las conclusiones del Proyecto SROI. Este análisis procede del trabajo de un grupo multidisciplinar de 12 personas con perfiles vinculados a la Artritis Reumatoide (reumatología, medicina de atención primaria, enfermería, farmacia hospitalaria, psicología, gestión sanitaria y pacientes) y consensuó un conjunto de propuestas para la mejora del abordaje de esta enfermedad en el marco del Sistema Nacional de Salud. La inversión en salud afecta a la capacidad de trabajo y producción de riqueza de un país. “Desde un punto de vista holístico, es fundamental una perspectiva social. Los resultados deben dar respuestas a la sociedad en su conjunto: pacientes, cuidadores y familiares”. De este modo, y aplicando la metodología SROI, se definieron 22 medidas, estableciendo su coste y calculando el retorno social. Según subrayó Hidalgo, “cada euro invertido provoca un retorno de 3,16 euros. El importe para llevar a cabo estas medidas es 289 y el retorno social es de 913 millones de euros”.

La perspectivas del paciente

Laly Alcaide directora de la Coordinadora Nacional de Artritis (conartitis) Laly Alcaide directora de la  Coordinadora Nacional de Artritis (conartitis)

Laly Alcaide directora de la Coordinadora Nacional de Artritis (conartitis) / Juan Carlos Muñoz

Laly Alcaide, directora de ConArtritis (Coordinadora Nacional de Artritis), fue la encargada de trasladar la voz de los pacientes. “Conocer la enfermedad a través de los pacientes enriquece la visión de los profesionales. Los médicos conocen lo clínico, pero el día a día con la enfermedad es otra cosa. La patología afecta a quien tiene la enfermedad, pero también a su entorno más directo: cuidadores y familiares. Un tratamiento adecuado permite alargar la vida laboral”, expuso.

Alcaide puso sobre la mesa los problemas frecuentes para poder tener un diagnóstico adecuado: “mucha gente tarda muchísimo en acudir al médico o en ser derivado al especialista, esto hace que te sientas perdida desde el principio”. Además, “cuando recibes el diagnóstico, al principio es bastante complejo de asimilar; muchas veces lo que haces es rechazar”. Por ello, Alcaide subraya el valor de la formación de los pacientes. “Es una necesidad constante, ya que los pacientes en función de su estado o su edad van cambiando sus necesidades de información. Es importante que los pacientes cuenten con información para ser mucho más responsable en el manejo de su enfermedad”, concluyó.

María Jesús Pareja, gerente de Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, hizo hincapié en que la artritis reumatoide es una enfermedad crónica y “la cronicidad es uno de los retos fundamentales para las estrategias de las organizaciones sanitarias”. Concretamente, Pareja aludió a la necesidad de habilitar sistemas de atención a pacientes cuando tienen un brote que les permita no depender de los servicios de Urgencias. Asimismo, hizo alusión a los avances implementados en el abordaje de esta enfermedad en las últimas décadas, en los que “hemos ampliado mucho el arsenal terapéutico hasta que hemos llegado a los tratamientos biológicos actuales”. En este sentido, subrayó que “los gestores deben atender al control del gasto, y hay que buscar nuevos modelos de colaboración público–privada y otras estrategias de financiación para garantizar la sostenibilidad”.

Equipos multidisciplinares

Desde su experiencia concreta, Pareja describió el modelo implantado en el Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla basado en el abordaje multi disciplinar real, en el que intervienen los reumatólogos, dermatólogos, oftalmólogos y otros especialistas. “Se trata de favorecer los modelos de atención con consultas monográficas en el que varios especialistas atienden las necesidades del paciente”, matizó.

En este sentido, el doctor José Luis Marenco, jefe del Servicio de Reumatología del Hospital Virgen de Valme, en Sevilla, desgranó la propuesta de su centro. “Desde hace 3 años tenemos una comisión de musculoesquelético formada por Atención Primaria, Traumatología, Rehabilitación, Unidad del Dolor y Reumatología. Esta comisión se reúne de forma mensual para que Atención Primaria tenga presente y conozca la identificación de estos pacientes. El rol de Primaria y su buena conexión con especializada es importantísimo”, aclaró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios