Día Mundial del Dolor 8 dolores muy fuertes que no querrás conocer

  • Algunos los habrás experimentado y otros no, pero todos son una auténtica tortura

Cerebro recibiendo señales de dolor. Cerebro recibiendo señales de dolor.

Cerebro recibiendo señales de dolor.

Cada persona tiene el umbral del dolor distinto y la manera de padecer sufrimiento es muy subjetiva, pero hay denominadores comunes que dejan claro los ocho dolores más fuertes que puede experimentar el ser humano:

Neuralgia del trigémino

El enorme sufrimiento que experimenta el paciente viene dado tanto por el fuerte dolor como por lo repentino de su aparición y la dificultad para eliminarlo. Se trata de un trastorno neuropático en el nervio del rostro, que provoca intensos episodios de dolor en distintas partes de la cara, ojos, orejas, labios, nariz, frente, mejillas, boca, mandíbula o el cuero cabelludo. Le llaman la enfermedad del suicida... por algo será.

Rotura de hueso

Aunque depende del hueso quebrado y de las circunstancias de la rotura, quien haya experimentado un accidente de este tipo será consciente del enorme dolor que causa. Si lo acompañamos con una rotura de ligamentos, la cosa puede ser aún peor.

Cefalea de racimo

Aunque los dolores de cabeza y las migrañas pueden ser una pesadilla, esta 'modalidad' supera a todas las demás. Las cefaleas de racimo son una auténtica tortura tanto por el fuerte dolor como por la insistencia y perdurabilidad del mismo. Los pacientes lo explican gráficamente: "como si te arrancaran el ojo".

Parto

Es un dolor, evidentemente, exclusivamente femenino. Las contracciones de los músculos y la presión en el cuello uterino causan estragos en las parturientas. Como si te abrieran en canal es una buena manera de describirlo.

Golpe en los testículos

En el caso opuesto, que solo pueden experimentar los varones, está este suplicio. La multitud de nervios de la zona provoca que cualquier golpe suponga una pesadilla para quien lo reciba. Náuseas y sudores pueden ser solo algunas de las consecuencias.

Dentista en acción. Dentista en acción.

Dentista en acción.

Muelas

Quien más quien menos ha sufrido algún trastorno en la zona oral relacionado con dientes o muelas. La boca es una zona del cuerpo lleno de células sensoriales de todo tipo. Cualquier problema en este área provocará daños neurálgicos. Además, tratamientos como la endodoncia pueden ser una auténtica pesadilla si no se coloca una buena anestesia. El miedo a los dentistas no es en este caso ninguna tontería.

Cólico nefrítico

Su causa más común es la obstrucción del riñón por un cálculo situado en el uréter. Aunque es más normal en los hombres, las mujeres que lo han padecido lo comparan a un parto. El paciente es incapaz de estarse quieto, el dolor es muy intenso, continuo y no mejora al cambiar de postura. El primo hermano de esta dolencia no le va a la zaga: los cálculos biliares son también un auténtico tormento.

Quemaduras

La piel contiene numerosos receptores del dolor. Si a eso le sumamos que esta dolencia tarda mucho en curarse y que las secuelas pueden ser dolorosas, podemos confirmar que una quemadura es uno de los episodios que provoca mayor daño.

Tags

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios