Contenido patrocinado

6 consejos para cuidar de tus ojos

  • Descanso, alimentación y deporte: claves para mejorar tu visión

6 consejos para cuidar de tus ojos 6 consejos para cuidar de tus ojos

6 consejos para cuidar de tus ojos

Vision Direct, principal proveedor online de lentillas de reemplazo en Europa, te propone 6 hábitos saludables para cuidar de tus ojos este año. ¡Síguelos y empieza a notar todos los beneficios que te traerán!

1. Desconecta del mundo 8 horas al día

¿Te levantas con ojeras por la mañana? Este es uno de los síntomas más evidentes de la falta de sueño. No dormir bien repercute negativamente en tu salud y bienestar corporal. Los especialistas aseguran que dormir entre siete y ocho horas al día incrementa la regeneración de las células de la piel, mejora la función cardiovascular y nos ayuda a mantener una buena salud visual. Cuando dormimos los músculos de los ojos se relajan y, si mantenemos los párpados cerrados, nuestros ojos se auto hidratan y limpian. Si tienes problemas para dormir, intenta evitar ingerir estimulantes, como la cafeína, después del mediodía.

2. Di sí a las verduras y el pescado

Nuestros hábitos alimenticios influyen directamente en la salud ocular. Se ha comprobado que, a través de la nutrición, podemos reducir el riesgo de desarrollar problemas en los ojos como, por ejemplo, cataratas. A la hora de hacer tu compra no debes olvidarte de incluir alimentos ricos en omega-3, vitaminas A, C y E, o nutrientes antioxidantes como los carotenoides. Por tanto, este año en tu nevera no pueden faltar las verduras verdes, las frutas ricas en caroteno, como las naranjas, y productos frescos como el pescado. Para controlar mejor lo que comes, prueba a planificar un menú equilibrado y asequible. Puede ser semanal o mensual y ¡tu bolsillo también te lo agradecerá!

3. ¡Empieza hoy tu entrenamiento!

Uno de los propósitos de año nuevo más comunes es comenzar a practicar deporte. Abandonar una vida sedentaria e incluir el ejercicio en nuestra rutina cuesta trabajo, pero no nos debemos de olvidar de los importantes beneficios que implica. La actividad física no solo facilita la circulación de la sangre y la eliminación de toxinas, sino que también influye positivamente en la conciliación del sueño mencionada con anterioridad y reduce el riesgo de sufrir problemas oculares como la degeneración macular relacionada con la edad.

4. Descansa de las pantallas

El uso excesivo de dispositivos digitales ha incrementado los casos de fatiga visual. La exposición de nuestros ojos a la luz emitida por las pantallas de los móviles o tabletas puede llegar a provocar irritación, picores, visión borrosa e, incluso, dolores de cabeza. Además de reducir las horas que pasas delante de las pantallas, existen pequeños trucos para mantener tus ojos más hidratados y protegidos. Por ejemplo, las gotas para ojos proporcionan hidratación y alivio instantáneos. Asimismo, si usas lentillas, puedes optar por las que presentan gran transpirabilidad, ya que permiten el paso de una mayor cantidad de oxígeno a los ojos.

5. Si quieres beber…que sea agua…

Si habitualmente notas sequedad en los ojos, piel o boca, es posible que necesites incrementar la ingesta de líquidos. 2 litros es la cantidad de agua diaria que se suele recomendar. Aunque se trata de un hábito muy saludable, seguramente no muchos cumplen esta recomendación. Beber agua aporta grandes beneficios a nuestro cuerpo y, en especial, a nuestra salud ocular. Cuando nuestro organismo no está lo suficientemente hidratado podemos llegar perder el balance fisiológico del ojo, experimentando irritación ocular y otros problemas relacionados como el glaucoma.

6. Este año, ¡visita a tu óptico!

Los especialistas recomiendan asistir a tu médico habitual al menos una vez al año y a tu óptico cada dos años. Los exámenes de la vista además de indicar la graduación de lentillas o gafas necesaria para tus ojos y posibles disfunciones visuales, también pueden revelar otros problemas de salud como la diabetes. Recuerda que pruebas caseras, como alejar y acercar objetos, no son efectivas y pueden ocasionar dolores de cabeza. Aunque tu rutina no te deje mucho tiempo libre, no tienes excusa. Los test de la vista no requieren mucho tiempo, por lo que seguro podrás hacer un hueco para visitar a tu óptico en tu apretada agenda.