w oncología

Diferencias en el abordaje del cáncer desde el punto de vista del género

  • El impacto emocional, las repercusiones sobre la sexualidad y la fertilidad o los condicionantes sociales son aspectos que exigen rediseñar cómo tratar la enfermedad

Una mujer, durante la realización de una mamografía. Una mujer, durante la realización de una mamografía.

Una mujer, durante la realización de una mamografía. / ARCHIVO

Cuando hablamos de cáncer, parece que estemos haciendo referencia a un solo concepto. Como si el cáncer fuera una única cosa para todas las personas. La investigación nos ha enseñado que cada tumor es diferente, pero también que cada cáncer supone un proceso distinto según las características de esa persona. Una de esas características es su sexo. Es por ello que la Fundación para la Investigación en Salud (Fuinsa) en colaboración con Pfizer, ha realizado un coloquio especial sobre el cáncer y la mujer, con el propósito de avanzar en la investigación en salud con perspectiva de género.

Una de las primeras ideas que surgía en este debate, la ponía sobre la mesa Ana González, psicooncóloga de la AECC, que explicaba que una de las diferencias es en el impacto físico y social. Algunas de ellas, como "las repercusiones sobre la feminidad, la sexualidad, el físico, algunos determinantes familiares e incluso las preguntas sobre fertilidad", ya que algunos tratamientos pueden afectar a la misma. De hecho, por norma general, son más las mujeres las que recurren a un psicólogo, sobre todo tras terminar los tratamientos y enfrentarse a las secuelas, aunque, según la experta, "también se debe a que a los hombres les cuesta más pedir ayuda, aunque cada vez se acercan más".

Sin embargo, la diferencia del impacto de la enfermedad no es solo una cuestión subjetiva. Alfredo Carrato, jefe de Servicio de Oncología Médica en el Hospital Universitario Ramón y Cajal, aclaraba que sí que existen algunas diferencias físicas, por ejemplo, en el caso del cáncer colorrectal, donde según las evidencias hay una localización diferente, "en las mujeres es más común en el lado derecho y en los hombres en el lado izquierdo, y si es cierto que en el lado derecho las bacterias del colón son diferentes", lo que a veces supone que sea más complejo.

Igualmente, cabe destacar que hay cánceres que están asociados al sexo como pueden ser los ginecológicos o el cáncer de mama. A este respecto, Esther Holgado, también oncóloga en el Ramón y Cajal, destacaba que "el 30% de los casos de cáncer en mujer son de mama", pero que debido a los cambios en los estilos de vida están aumentando los tumores en pulmón y también el cáncer colorrectal, que cada día es más común. Por otra parte, destacaba la importancia de la influencia hormonal, sobre todo en mama, apuntando a factores de riesgo como "tener una menarquia precoz, una menopausia tardía, haber tenido embarazos en edad avanzada o incluso no tener hijos", ya que todos estos factores "suponen estar más tiempo expuesta a los estrógenos".

Otra cuestión interesante la señalaba Rosario López, profesora de Salud y Género en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid y era las diferencias en el ámbito de la investigación. Según la experta, falta una perspectiva de género tanto en los ensayos clínicos, como en el análisis de datos. Si bien cada vez hay más mujeres en los ensayos clínicos y se recogen diferentes datos estadísticos, estos no siempre son accesibles o se muestran en las publicaciones científicas.

Esther San Emeterio, paciente de cáncer de mama, insistía en la importancia de la detección precoz y de los hábitos de vida saludable. Y es que está demostrado que no solo el tabaco es un factor de riesgo, también lo es el sobrepeso, e incluso se sabe que llevar una dieta mediterránea disminuye el riesgo tanto de padecer la enfermedad, como de la reaparición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios