Recreativo

Una telaraña en Marbella

  • Negredo defiende un Recre sólido en la Costa del Sol que "haga feo el partido" para tener más opciones de puntuar

  • Sostiene que "si dejamos nuestra portería a cero tenemos mucho ganado"

Negredo reparte los petos entre sus futbolistas antes de iniciar un ejercicio en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva Decano del Fútbol Español. Negredo reparte los petos entre sus futbolistas antes de iniciar un ejercicio en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva Decano del Fútbol Español.

Negredo reparte los petos entre sus futbolistas antes de iniciar un ejercicio en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva Decano del Fútbol Español. / josué correa

En el Recre no hay descanso. Acaba un partido y comienza el siguiente. Tras la final contra el Córdoba B llega otra ante el Marbella. Da igual si el rival es el líder intratable de 2018 o un equipo en la lucha por la permanencia. Así de claro lo tiene Negredo, para quien "se ganó el último, pero este domingo nos llega otra final".

Será una jornada especial para los albiazules por los múltiples emparejamientos directos. Así, "dependiendo de los resultados que se hayan dado durante el fin de semana, podemos estar en una situación o en otra". Al margen de lo que hagan los demás "nosotros nos lo tomamos como otra final y vamos con esa ida a Marbella, con la intención de sacar el partido adelante".

"Si alguien me asegura que en un partido de ida y vuelta ganamos 3-4 lo firmo sin problemas""Hay que evitar las transiciones de ellos, que es donde más peligro tienen"

No le asusta la trayectoria del oponente. Sabe que "complicado va a ser seguro, para mí los números no engañan y el Marbella a día de hoy es el mejor equipo del grupo". Destaca que "tiene unos números en casa buenos" donde "no gana con mucha suficiencia, aunque es un equipo muy fiable que intenta jugar bien al fútbol, sin olvidar el otro fútbol". Resalta de su oponente que "son rápidos en las transiciones y agresivos". En la jornada 33 nadie es primero por casualidad. El Marbella es un equipo "muy completo, el mejor del grupo. Tiene muy buenos números, pero es cierto que también jugamos ante El Ejido, que era uno de los mejores equipos en casa, y ganamos". Por ello lanza un mensaje ambicioso: "Vamos con la intención vamos de sacar los tres puntos".

Medirse al mejor "claro que motiva". Un triunfo en el Municipal marbellí supondría "un golpe encima de la mesa compitiendo con un equipo que es el mejor del grupo ahora mismo, sería una inyección de moral".

Negredo espera un choque en el que "ellos sean los que lleven la voz cantante, ya que juegan en casa". Para contrarrestar el juego costasoleño "nosotros tenemos que hacerles feo su partido, apretarles arriba, que lo físico lo ganemos nosotros". Una vez con balón en campo contrario "que seamos capaces de hacer un juego más combinativo, ya sea con dos puntas, con un media punta, pero que mantengamos más la posesión de balón para evitar esas transiciones que tienen, que es donde más peligro tienen".

Negredo lamenta una vez más que la irregularidad haya sido la nota dominante en la campaña albiazul. Lo asume como "algo que ha estado pasando". Defiende no obstante que el Decano lleva "cuatro semanas que el equipo está compitiendo muy bien, y a partir de ahí me tengo que fiar más de las sensaciones que me dan el último entrenamiento y los últimos partidos son estas, que el equipo anda bien". No obstante, "en cada momento hay que seguir insistiendo en esos detalles, de que el equipo esté metido en los entrenamientos y mucho más en los partidos".

Una de las armas albiazules en Marbella será su solidez. Negredo sostiene que "si nos quedamos con la puerta a cero, tenemos mucho ganado. Pero tampoco me importa ganar por 3-4, no tengo ningún problema".

Siendo realista analiza las posibilidades de su equipo. El técnico cree que "a raíz de los resultados negativos y cuando nos marcan un gol no somos capaces de sentirnos cómodos en el campo". Por eso, "esa solidez nos hace estar metidos en el partido, estar cerca del resultado, estar cerca de no perder e incluso de ganar". La realidad impone por lo tanto una filosofía de contención, si bien "no tengo problema que este sea un partido loco, que los dos tengamos siete idas y venidas, y si al final es 3-4. Lo firmo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios