roberto sánchez. consejero del decano

"Hemos pasado de estar casi muertos a estar en planta"

  • Considera "un privilegio" el lugar que ocupa en el Recre pero afirma que el cargo supone un enorme desgaste personal

  • Cree que el club ha mejorado mucho desde que llegaron los actuales rectores albiazules

Roberto Sánchez, durante la asamblea del Trust celebrada el pasado lunes. Roberto Sánchez, durante la asamblea del Trust celebrada el pasado lunes.

Roberto Sánchez, durante la asamblea del Trust celebrada el pasado lunes. / canterla

Roberto Sánchez entró en el consejo de administración del Recreativo de Huelva el 6 de octubre de 2016 como representante del Trust de Aficionados del club, tras aceptar el colectivo el ofrecimiento realizado por el Ayuntamiento. Desde entonces este licenciado en Administración y Dirección de Empresas, y técnico en Asesoría Fiscal y Tributaria, ha trabajado altruistamente en el Decano ayudando a mejorar su contabilidad. Los socios del Trust han decidido dejar de tener representación en la directiva albiazul, por lo que este onubense decidirá en breve a título individual si sigue perteneciendo a la junta rectora recreativista.

-La situación del Recre ha mejorado desde que ustedes llegaron hasta hoy.

Cuando este consejo llegó al Recreativo nos encontramos con una situación ruinosa"

-El panorama está ahora más limpio y aclarado. Entramos en una empresa con mucha oscuridad, empezamos a levantar alfombras y nos dimos cuenta que debajo no es que hubiera agujeros, es que había verdaderos socavones, con una situación administrativamente muy compleja no sólo en el día a día al tener los ingresos bloqueados, sino también por el tema administrativo y contable del club. Nos encontramos con una situación ruinosa. Después de muchos esfuerzos, gracias al trabajo del consejo de administración y de la propiedad, que cuando hemos necesitado el apoyo financiero nos ha apoyado en ese sentido, es verdad que el panorama está mucho más limpio no sin haber trabajado muchísimo, sudado y por momentos pasarlo realmente mal. El Recreativo tiene otra cara, como yo digo seguimos estando en una situación difícil, que a nadie se le olvide que este club sigue estando delicado, pero es verdad que hemos pasado de estar casi muertos, de estar en la UCI entubados, y ahora mismo el paciente ya está en planta. Ha sido un gran paso en estos dos sufridos años.

-El club se encuentra actualmente inmerso en un proceso de venta. Se habla de que puede haber interesados en hacerse con la mayoría de las acciones de la entidad que son de propiedad municipal. ¿Cómo lo ve?

-Todos aquellos interesados, que los ha habido y se han acercado a nosotros para pedirnos información, han tenido siempre las puertas abiertas y creo que han tenido acceso a toda la documentación que nos han requerido. Ahora son ellos los que tienen que hacer la evaluación de riesgos, considerar las contingencias que tiene el club y llegado el caso que tomen la determinación de acudir a lo que marca el pliego de condiciones. Interesados hay. A mí no me gusta llamarlos inversores porque hasta que no se produzca el hecho de que vayan a acudir al pliego de condiciones no se les puede decir inversores, pero hay incluso más que en el anterior procedimiento. El pliego de condiciones es realmente garantista y sirve para proteger el BIC, la seña de identidad de Huelva que es el Recreativo, y que no volvamos a pasar por momentos desagradables como los que hemos venido viviendo. Lo cierto es que esos posibles interesados se dan cuenta que el Recre no es un club al uso y además tiene un componente sentimental para Huelva y su provincia muy importante.

-Durante la asamblea del Trust del lunes comentó que para usted es "un orgullo y un honor" ser consejero del Recreativo, pero que también supone un enorme desgaste personal.

-Supone muchas cosas, un sacrificio personal, profesional y familiar pero es verdad que cuando llegas a casa muchas veces se compensa con el orgullo de decir que estoy representando algo que nunca hubiera imaginado. Ser consejero del Recreativo ha hecho que pueda ir fuera de Huelva representando a mi club, a mi equipo de toda la vida desde chico, y eso para mí es un orgullo dentro de lo mal que lo pasamos en el día a día. El bloqueo nos hace muchas veces estar frustrados. Aquí se apagan fuegos y como yo digo, no lucen, porque a la media hora o mañana se enciende otro. Siempre defenderé que he estado aquí representando al Recreativo de la mejor manera que he podido. Al final nadie es perfecto, todo el mundo comete fallos y siempre se puede ir a mejor. Hay que ser autoexigente pero me quedo con eso, la satisfacción, el orgullo y el privilegio de haber formado parte de algo tan grande como es el Recreativo de Huelva.

-Haga un balance de la temporada 2017-18.

-Al ser un club de fútbol nos basamos en análisis meramente deportivos para evaluar lo que ha sido una temporada y hay que mirar más allá. En el apartado deportivo es cierto que había muchas ilusiones depositadas y todo el mundo teníamos esperanzas de que este podía ser un año ilusionante para hacer cosas importantes y por desgracia no ha sido así. Hemos estado sufriendo casi hasta el último segundo, que no es lo que deseábamos porque a priori era una plantilla que no estaba hecha para estar sufriendo como hemos sufrido, pero en el plano administrativo se ha mejorado muchísimo. Ya he comentado que gracias al esfuerzo que ha habido en todos los apartados institucionales y administrativos del club, en esa faceta el Recreativo ha avanzado. Es una pena que lo deportivo no haya ayudado. Pienso que hemos recuperado a patrocinadores importantes que se han unido de nuevo al proyecto, creo que se ha hecho una buena gestión en lo que es el Nuevo Colombino y se están haciendo muchos arreglos y mejoras en la Ciudad Deportiva. Ahora mismo se están arreglando allí vestuarios y cuartos de baño. Se están haciendo muchas gestiones internas en el club, que no lucen tanto como lo deportivo pero son cosas que hay que tener en cuenta a la hora de hacer el balance de la temporada.

-Como experto en la contabilidad, ¿qué pagos urgentes e ineludibles debe hacer el club?

-Sobre todo, ahora en el mes de junio está el convenio de acreedores y habrá que realizar el pago de los créditos concursales, seguramente las posibles deudas con futbolistas que puedan existir, tanto las denuncias que nos lleguen a través de la AFE diciendo las cantidades que se les pueda adeudar porque al final ellos tienen la obligación de denunciar porque después incluso se les puede abonar o puede que no se les abone y se tenga que esperar hasta el 30 de junio pero los futbolistas, en el mes de mayo, tienen la obligación de denunciar hasta el mes de mayo, aunque luego se les pague en junio porque si no, pueden perder ese derecho y así se garantizan sí o sí el cobrar. Entonces esas cantidades, en el caso de que no se abonen ahora, también habría que pagarlas antes de finalizar la temporada. Ahora mismo el pago del concurso de acreedores y garantizar el pago de las nóminas de los empleados, que es también el tema que más nos urge.

-Concretamente, ¿de qué cantidades hablamos?

-Viene recogido en el pliego Unos 500.000 euros para los empleados y otros 100.000 o 150.000 del convenio. Con este montante garantizamos la viabilidad en estos tres meses porque un incidente concursal puede significar el comienzo de la fase de liquidación del club. Nosotros, en una ocasión, desde el Trust ya logramos paralizar esa situación con el pago a Zahinos [un exfutbolista del Decano], que es uno de los acreedores concursales. Fueron 7.000 euros.

-Su etapa en el consejo de administración parece que va llegando a su fin.

-En unos días vamos a ver qué sucede con el futuro de la propiedad del club porque no sabemos si continuará el Ayuntamiento o vendrá un nuevo propietario, que si es así llegará con su equipo de gestión y gente de confianza y serán los que tomen las riendas del club. Por otro lado, si se lo queda el Ayuntamiento no sé qué ocurrirá. Yo, por mi parte, considero que esta es una situación que desgasta personalmente bastante y hay que saber cuándo llega el momento de echarse a un lado. Yo estaré aquí para ayudar y colaborar con el Recreativo de Huelva las veces que haga falta pero si eso ocurre y el Ayuntamiento sigue se pondrá en contacto con cada uno de nosotros. Por mi parte considero que puede estar llegando el final de una etapa y como dije en la asamblea del Trust creo que es razonable que si el Ayuntamiento se queda con el club algunos de los concejales deberían hacerse cargo de esta empresa y ser consejeros. Si se considera que es una empresa municipal tiene que ser para lo bueno y para lo malo.

-¿Cuál es su relación con el resto de los miembros del consejo de administración?

-Los recreativistas pueden estar tranquilos por el equipo de gestión, en cuanto al consejo de administración que hay ahora. Pienso que es complicado encontrar un grupo que sea más recreativista y sienta más sus colores. Hemos sufrido mucho. He visto a nuestro presidente, Manolo Zambrano, pasarlo realmente mal. En ocasiones nos hemos tenido que dar ánimos entre nosotros para continuar porque hemos visto el horizonte muy muy lejano. Hemos vivido momentos de muchísima tensión, de pasarlo mal en lo deportivo y pensar que el barco podía hundirse. Al final sabíamos que teníamos que seguir trabajando por la entidad. Si hubiera sido cualquier otra empresa todo el esfuerzo hubiera carecido de sentido, pero aquí lo que primaba es que somos gente de Huelva, recreativistas desde chicos y nos duele esto. Hemos tenido que hacer esfuerzos personales y familiares por quedarnos. Al ser una empresa tú asumes una responsabilidad que puede derivar en un problema grave porque está en juego tu patrimonio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios