Recreativo

La gestión del éxito, nuevo trabajo para José María Salmerón

  • El Decano se enfrenta ante el Badajoz a un nuevo escenario en el que su técnico pide “humildad”Salmerón considera “un lujazo” ver entrenar y competir al Recre “como cualquiera de los de arriba”

Los jugadores del Decano celebran el gol de Israel Puerto contra el Recreativo de Granada en el último encuentro en Huelva de los albiazules. Los jugadores del Decano celebran el gol de Israel Puerto contra el Recreativo de Granada en el último encuentro en Huelva de los albiazules.

Los jugadores del Decano celebran el gol de Israel Puerto contra el Recreativo de Granada en el último encuentro en Huelva de los albiazules. / Josué Correa (Huelva)

Tres victorias seguidas, el playoff al alcance de la mano, el ambiente garantizado en las gradas por el clima de optimismo generado... Es un escenario casi desconocido en el Recreativo de Huelva después de mucho tiempo de sufrimiento. Una situación novedosa que requiere de fortaleza mental y experiencia para encauzarlo en más energía favorable. Es la gestión del éxito, ese nuevo reto al que se enfrenta Salmerón.El técnico ha conducido al Recre hasta este punto, pero quiere más y sabe que tiene mimbres para más, pero también del riesgo que se corre. Entiende que “hay muy buen ambiente y hay que controlar muchas cosas”. Obviamente, “la confianza es grande y hay que reconocer que la predisposición al trabajo no ha cambiado en el grupo porque llevamos semanas con una intensidad de trabajo muy grande”. Sin embargo, recuerda que “en los partidos hay que ser humildes porque además nos espera un duelo muy complicado el domingo con el Badajoz. Debemos tener la humildad y el trabajo para hacerlo bien”.A Salmerón se llena la boca hablando de un grupo que “está trabajando tan bien que se van a quedar fuera jugadores que no merecerían hacerlo y yo mismo pienso lo injusto que es que algunos chicos se queden fuera. Eso permite que ese jugador pronto estará jugando y aportando”. El Recre de las últimas semanas “compite como yo quiero, como los mejores, como un equipo que merece cada semana ganar y estar ahí arriba”. Pero recuerda que “hay muchos otros que optan a eso en una competición de resistencia en la que se pasa por momentos buenos y malos”. En las próximas 18 jornadas “espero que seamos igual de regulares que en la primera vuelta pero mejorando registros”.

“Estamos trabajando tan bien que será injusto que algún chico se quede fuera”

Ver entrenar a este equipo en el día es “un gustazo”. Ese trabajo “ es lo que hace mejorar al equipo. Competimos y entrenamos de forma formidable. Es la forma de crecer para alcanzar los objetivos.En su comparecencia semanal insistió en algunos mensajes clave de las últimas semanas. Recordó su empeño en que Alberto Ródenas no salga porque “es un jugador muy importante para nosotros y que hubiera entrado más o menos depende de muchas cosas. En los primeros partidos había tenido minutos en momentos determinados y cuando un chico es tan joven quiere jugar, pero hay una adaptación en la que uno tiene que madurar para que salga la mejor versión de cada uno con la competitividad de la plantilla. Quiero que mi plantilla sea cada día mejor y en eso me centro. Ahora Alberto participa más. Ya le dije a la dirección deportiva y al consejo que Ródenas no iba a salir porque no íbamos a encontrar un jugador de su potencial”.Con la recuperación de Caye Quintana tendrá que decidir entre uno de los dos para el ataque.No quiso dar pistas porque “no lo saben ni ellos”, si bien dejó claro que “el que salga lo hará bien y lo que tratamos es de conseguir esa competitividad sana para que todos peleemos por el mismo objetivo para ser todos mejores”.

“Llegaremos a los 10.000 porque paseo por la ciudad y palpo esas ganas en la gente”

Incluso abrió la puerta a la posibilidad de que jueguen juntos porque “se pueden dar muchas situaciones porque entendemos que son futbolistas que pueden jugar juntos. Veremos en función del estado, las circunstancias y las cualidades de cada qué es mejor en cada momento”.Ante la segunda vuelta con los cuatro primeros como horizonte, pide calma y sensatez. Salmerón recordó que “los rivales se refuerzan y entran en juego factores como la psicología en la que tenemos que controlar las emociones tanto para bien como para mal. Hemos competido muy bien contra todo el mundo hasta ahora incluso cuando hemos perdido, incluso mereciendo más en muchos partidos. Merecimos ganar al Melilla y con San Fernando o Balona al menos no perder”. El primero de los oponentes que espera será un Badajoz que “ha crecido como equipo y en confianza”. Que flojee fuera de casa no quita que tenga “potencial suficiente para hacerlo contra cualquiera. Hay que tener la humildad necesaria para saber que cualquiera nos puede ganar. Pasaremos momentos del partido muy complicados. No recuerdo un partido fácil nunca. Hasta cuando ganas 3-0 recuerdas un momento del partido en el que pudo haber cambiado. El Badajoz tiene jugadores importantes, que manejan diferentes registros y muy equilibrado”.El duelo del domingo será el regreso a casa un mes después de la despedida de año contra el Recreativo de Granada. Salmerón tiene claro que ante los pacenses “llegaremos a los 10.000 aficionados seguro porque paseo por la ciudad, la palpo y noto esas ganas en la gente”. Ante la afición el reto es “ofrecer un buen partido y demostrar nuestro nivel”. En el Recre “queremos ganar siempre, pero ante nuestra gente más porque nos gusta que disfrute con su equipo”. Advierte que el terreno de juego no estará totalmente recuperado porque “se le ha hecho todo, pero el frío todavía no le ha permitido brotar a la hierba”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios