Recreativo

Estado de emergencia

  • Waldo se lesiona en el entrenamiento matinal, Rafa de Vicente se retira por precaución y Dani Molina no se ejercita con el grupo

  • Miguelito da el susto con un golpe en el tobillo

Juan Manuel Pavón se dirige a sus futbolistas antes de comenzar el entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva Decano del Fútbol Español. Juan Manuel Pavón se dirige a sus futbolistas antes de comenzar el entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva Decano del Fútbol Español.

Juan Manuel Pavón se dirige a sus futbolistas antes de comenzar el entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva Decano del Fútbol Español. / josué correa

A Juan Manuel Pavón le crecen los enanos. Comenzó la semana con un tremendo lío en el centro del campo. Las ausencias y las bajas le dejaban con Bonaque y Pape como principales opciones para medirse al Melilla. El primero tiene experiencia de sobra en las categorías inferiores y el africano es el único mediocentro al 100x100 que le queda al Decano. En la recámara mantiene a Cerpa. A 72 horas para el desplazamiento a tierras norteafricanas el problema toma tintes de emergencia.

La sesión de ayer fue un campo de minas para el técnico recreativista. Cada paso que dio le explotó un problema añadido bajo los pies. Miguelito y Waldo sufrieron dos percances similares, aunque el primero se quedó en un susto.

Miguelito sufrió un fuerte encontronazo durante la sesión que le provocó un golpe visible en la pierna y una torcedura de tobillo. Rápidamente fue retirado del campo e internado en el vestuario, donde tuvo que ponerse en manos del fisio. Los servicios médicos temieron una lesión grave. Tras el primer diagnóstico desvelaron que sólo tenía una contusión. No obstante hoy se ejercitará a menor ritmo para no forzar. El mismo camino tomó Waldo ya en los instantes finales del entrenamiento. El extremeño también se torció el tobillo y aparentemente con mayor gravedad, ya que tuvo que ser evacuado en brazos de sus compañeros. Está casi descartado para Melilla. Y por si fuera poco Rafa de Vicente no completó el entrenamiento por precaución. Sintió unas molestias que encendieron todas las alarmas en el Recreativo.

La línea que más se resiente es la que más dudas genera para el choque. La opción natural para el centro del campo prácticamente quedó descartada ayer. Dani Molina no completó el trabajo con el grupo. Es complicado que llegue a tiempo para el choque y después de su ausencia en el primer entrenamiento todavía más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios