Recreativo

El duelo de los nervios

  • Negredo reconoce que tanto el Recre como el UCAM querrán jugar con la ansiedad del rival en un choque de mucha necesidad

  • La vuelta de Núñez "aporta mucho al grupo"

César Negredo quiere que sus jugadores sean competitivos como lo fueron en El Ejido y no repitan la imagen dada ante el Melilla hace una semana en el Nuevo Colombino. César Negredo quiere que sus jugadores sean competitivos como lo fueron en El Ejido y no repitan la imagen dada ante el Melilla hace una semana en el Nuevo Colombino.

César Negredo quiere que sus jugadores sean competitivos como lo fueron en El Ejido y no repitan la imagen dada ante el Melilla hace una semana en el Nuevo Colombino. / josué correa

Hay partidos que se juegan con las piernas, otros con el corazón y el de mañana con la cabeza. Así de claro lo tienen sus protagonistas. Ni Recre ni UCAM están donde deberían. Los albiazules huyen de la zona de peligro para no sufrir un agónico final, mientras los universitarios no pueden descolgarse más de la pelea por los cuatro primeros puestos. Los nervios juegan en los dos bandos.

César Negredo lo tiene muy claro. Considera que los dos equipos afrontan "un partido con urgencias, cada uno con las suyas". El UCAM "debería estar arriba porque se han reforzado bien en el mercado de invierno". Por ello, "querrán jugar con nuestras dudas y nosotros con las de ellos".

"Si nos imponemos en los duelos y las disputas estaremos en condiciones de ganar"

Por el potencial del oponente espera un duelo "más del nivel del Extremadura" que los dos últimos. El UCAM es un rival "físicamente muy fuerte, que aprieta bien y tiene calidad, pero también tienen sus puntos débiles que queremos aprovechar".

La duda principal es el rendimiento de su propio equipo. El Recreativo es un conjunto bipolar que nunca sabe que versión ofrecerá. En la Condomina su técnico espera "la mejor". Reconoce que "al final el equipo puede estar mejor o peor, pero siempre competir. Si somos competitivos y sabemos qué partido jugar sin prisas por ganar antes que el rival. Ojalá la versión en la competición sea la misma que vemos en los entrenamientos".

Al final la intensidad en Segunda B suma y resta demasiados puntos. En esta categoría "los partidos no se pierden como bloque y se ganan con las individualidades". En el Recre "sí tenemos las individualidades, pero como bloque no estamos siendo buenos".

A falta de nueve jornadas la realidad es tozuda. La plantilla albiazul es "para estar mucho más arriba, pero estamos donde estamos". Por ello, "el final de la temporada marcará el nivel de la plantilla. Hay gente que tiene mucho talento para unas facetas del juego y otros para otras. La mezcla es lo que hace ser mejor equipo".

Para tener opciones en Murcia la receta es sencilla: "Hay que equilibrar los duelos, el poderío físico y aprovechar donde creemos que tienen debilidades. Son muy físicos y también muy rápidos en las transiciones". Todo ello incluso por encima de la pizarra porque "los sistemas son sistemas, aunque lo hacen buenos los jugadores. El día de El Ejido hubiésemos ganado con cualquier sistema porque ganamos todos los duelos. Si el domingo nos imponemos los duelos y las disputas estaremos en condiciones de ganar".

La principal novedad en la expedición recreativista a Murcia será Antonio Núñez. El capitán regresa después de mes y medio en el dique seco. El técnico es cauto porque "ha completado casi toda la semana con normalidad y me ha dicho que tiene buenas sensaciones. Mañana (por hoy) en el último entrenamiento decidiremos. Si se le lleva será con la seguridad de que pueda participar si es necesario". Núñez aporta dentro y fuera, un futbolista que "sólo con la entrega y cómo compite es de esos jugadores que arrastra al equipo. En estas circunstancias nos puede venir muy bien".

Negredo no olvidó el partido contra el Melilla. El técnico sin embargo restó dramatismo a una derrota que no considera que fuese "un baño" sino que "fueron dos errores que cometemos. Claro que el rival compite mejor, que con 0-2 hace su partido, que está mejor posicionado y con ventaja ellos juegan por estar arriba y controlan. La segunda parte el inicio fue bueno, pero no considere que fuese un baño".

Por ello quiso aclarar sus propias palabras del término del encuentro cuando dijo que no siempre podría jugar igual por el rival. Negredo matizó que "jugamos con el plan del contrario desde el nuestro propio, que es sobre el que debemos crecer. Con el Melilla hicimos el mismo planteamiento que con el Écija, con muchos jugadores por delante del balón aunque con un centro más físico porque en esa zona ellos se replegaban bien". Así que, "tenemos en cuenta el plan del contrario desde el nuestro. Le dijimos a los jugadores que el partido sería largo, que no se iba a ganar en la primera parte, pero sí se podía perder. No fuimos fiables al dar la ventaja al contrario".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios