Recreativo

El acuerdo preveía la solución del embargo antes del 30 de septiembre

  • Eurosamop pudo rescindir el 1 de octubre, pero decidió seguir con el proyecto albiazul

Pleno del Ayuntamiento de Huelva que votó y aprobó el pago por cuenta de parte de la deuda para firmar un acuerdo singular con Hacienda. Pleno del Ayuntamiento de Huelva que votó y aprobó el pago por cuenta de parte de la deuda para firmar un acuerdo singular con Hacienda.

Pleno del Ayuntamiento de Huelva que votó y aprobó el pago por cuenta de parte de la deuda para firmar un acuerdo singular con Hacienda. / alberto domínguez

El Recreativo esperaba haber resuelto su problema con la Agencia Tributaria antes del 30 de septiembre de 2017. Es una de las lecturas claras que desprende el contrato de gestión de la entidad recreativista con Eurosamop al que ha tenido acceso Huelva Información. De haberse cumplido los plazos, el escenario resultante habría sido muy diferente al que finalmente se impuso, con las consecuencias directas que tuvo en la temporada. La sociedad de Juanma López en el capítulo 11 del documento (Terminación Anticipada) se reservaba la posibilidad de rescindir de forma unilateral el contrato si con esa fecha "no resultaren levantados los embargos que a favor de la Agencia Tributaria y Seguridad Social gravan cualquier derecho de crédito al RCRH, entendiendo como tal ingresos directos y provenientes de terceros". Tanto el Decano como el grupo gestor contaban con que después del primer mes de competición el bloqueo financiero estaría resuelto, las cuentas liberadas y la operatividad de la entidad con normalidad. Por ello, Eurosamop se reservó la carta de salida si se incumplía el plazo. El club y el Ayuntamiento se encontraron con problemas añadidos en el camino que lo impidieron. A pesar de ello, el grupo gestor decidió seguir adelante.

En este escenario, el trabajo del consejo de administración de Manolo Zambrano y la labor de Carlos Hita resultaron cruciales para pilotar la nave albiazul ante una compleja coyuntura. La pericia de los dirigentes fue clave para evitar el naufragio.

De hecho, la propia campaña de abonados ya estipulaba que el pago de los carnés tendría lugar en noviembre, fecha en la que el Recreativo debía tener sus cuentas desbloqueadas para recibir ingresos con normalidad. Eurosamop y el Decano se habían reservado un mes de margen.

Sin embargo, el acuerdo con la Agencia Tributaria se retrasó hasta el mes de febrero. Hasta el 17 de noviembre de 2017 no recibió el Ayuntamiento la declaración de responsabilidad solidaria de la deuda en su totalidad. El Consistorio presentó un recurso de reposición que fue resuelto el 26 de enero de 2018, lo que ya le permitía pagar por cuenta la cantidad necesaria para firmar un acuerdo singular con Hacienda. El 9 de febrero se celebró el Pleno que aprobó el pago de 7,5 millones y unos días después llegó el ansiado levantamiento del embargo. Cinco meses de duro aguante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios