Recreativo

Toda la artillería por necesidad

  • Negredo prepara un Recre con dos delanteros para contrarrestar las bajas en el centro del campo

  • Boris y Gorka sólo han jugado juntos 103 minutos con él

Negredo se lamenta tras un error contra el Villanovense. Negredo se lamenta tras un error contra el Villanovense.

Negredo se lamenta tras un error contra el Villanovense. / josué correa

Un punta y tres medios. Es la fórmula de César Negredo. Así lleva el Recre jugando siete jornadas. Hasta el domingo. Contra el Córdoba B habrá revolución forzada por las bajas del Decano. A falta de medios, delanteros. No hay muchas más opciones. El técnico se encuentra con el eje de su equipo en cuadro. No cuenta con Rafa de Vicente ni con Jonathan Vila, que vio la quinta en el Romano. Dos centrocampistas menos para un equipo habituado a jugar con tres que se queda en cuadro en la sala de máquinas.

Precisamente donde más dudas presenta el Decano prácticamente desde que comenzó el campeonato es donde surgen los problemas para el técnico en la primera gran final por la supervivencia. Sólo hay dos futbolistas disponibles para actuar en el doble pivote: Ale Zambrano y Djak Traoré.

Desde que el técnico asumió el mando nunca salió de inicio con dos puntas claros

Le queda entonces al técnico dos soluciones. O bien se decanta por alguno de los jugadores señalados por el empate contra el Villanovense como Toni Robaina o Iván Agudo como enganches y mantiene el dibujo de las últimas o cambia para jugar con dos delanteros. Con Robaina ya probó en semanas anteriores, pero el canario demostró que en los partidos de máxima exigencia e intensidad le cuesta. La baja de Natalio descarta otra posibilidad.

A día de hoy la opción que más peso tiene para Negredo es la pareja Gorka-Boris con un doble pivote claro detrás. Cuenta para ello con la vuelta del vasco, quien cumplió en el Romano su segundo partido de sanción. Para la gran final contra el Córdoba B las circunstancias pueden forzar al técnico a volver a jugar con dos delanteros, una fórmula que de inicio ha rehusado desde que tomó las riendas del equipo. Otras variantes como alguno de los jugadores de banda tiene menos posibilidades ya que los técnicos los ven demasiado específicos.

De las dos ausencias la más significativa es la de Rafa de Vicente. El malagueño ha jugado todos los encuentros menos la victoria contra El Ejido desde que el técnico asumió el mando. Fue titular contra el Écija, el Extremadura, el UCAM, el Villanovense y el Mérida. Además disputó 39 minutos frente al Melilla. Jonathan Vila en cambio tuvo menos presencia. El gallego participó sólo en tres encuentros. Jugó el partido completo contra El Ejido y 51 minutos con el Melilla. Ante el Mérida tuvo 25 minutos en la segunda mitad. El impacto de su ausencia es mayor por la falta de Rafa de Vicente, ya que habría sido el elegido para formar con Ale Zambrano y Traoré en la medular.

Los dos son fijos para Negredo. Ale Zambrano lo ha jugado prácticamente todo con el técnico, mientras que el africano sólo se perdió el partido contra el Melilla.

Si finalmente se decanta por los dos delanteros habrá cambiado el dibujo de los siete encuentros anteriores. Con el madrileño en el banquillo, el Decano jugó siempre de inicio con un nueve como única referencia. Fue Gorka Santamaría en los primeros cinco encuentros y Boris en los dos últimos. Sólo en momentos puntuales coincidieron los dos juntos en el campo. En los dos últimos partidos el ariete vasco estuvo sancionado, mientras que en los cinco anteriores compartieron césped en cuatro de ellos. En total estuvieron juntos 103 minutos en siete partidos. Boris se quedó sin jugar contra el Écija y Gorka estuvo sancionado contra el Villanovense y el Mérida.

Ahora la necesidad obliga al técnico a plantearse una fórmula diferente a la habitual. Las circunstancias mandan y para la final contra el Córdoba B tendrá que utilizar toda su artillería. Falta hará.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios