Recreativo

Sufrir como norma

  • Tropi defiende que el nivel de la categoría dificulta un triunfo cómodo por lo que el Recre debe acostumbrarse a la igualdad

  • Llorente insiste en que la diferencia la marcan los pequeños detalles

Tropi observa los ejercicios de sus compañeros durante la sesión de trabajo de ayer en la Ciudad Deportiva. Tropi observa los ejercicios de sus compañeros durante la sesión de trabajo de ayer en la Ciudad Deportiva.

Tropi observa los ejercicios de sus compañeros durante la sesión de trabajo de ayer en la Ciudad Deportiva. / josué correa

Un partido de paz, tranquilidad y sin apuros es un deseo compartido por el recreativismo, instalado en el desasosiego desde hace demasiado tiempo dentro y fuera del césped. Es un anhelo que hace suya la plantilla que en ocho jornadas sumó tres victorias por la mínima y siempre con la congoja sobrevolando. Ganar sin sufrir se ha convertido en una quimera salvo excepciones. Tropi comparte el deseo de la afición, pero avisa de que "en esta categoría no existen los partidos tranquilos porque hay mucho nivel, aunque a todos nos gustaría resolver el partido en el minuto 30 y no sufrir tanto". El centrocampista reconoce que "la categoría es la que es y hasta el último segundo los partidos no están resueltos". Los pequeños detalles marcan los encuentros, como recordó Fernando Llorente. Antes de El Ejido "habíamos hecho cosas muy bien en todos los partidos, aunque quizá salimos muy enchufados y con la idea de mantener la concentración durante los 90 minutos que quizá en otros partidos nos penalizó excesivamente". El domingo pasado "en la primera mitad pudimos dominar, con la presión en campo de contrario que es algo que nos beneficia bastante para robar cerca de su área".

Tras cortar la sangría de cinco semanas sin ganar, la plantilla regresó al trabajo "con otro ánimo y otra estima en la vuelta a nuestro campo. Tenemos ganas de que llegue el partido con el Almería B". Fernando Llorente hizo suyo el mensaje de su compañero en el centro del campo. El albiazul insistió en que "el ambiente es diferente después de una victoria muy merecida, pero sí es mucho mejor el ánimo después de ganar".

"Aquí no hay partidos tranquilos por mucho que nos gustaría resolverlos en el minuto 30"

El próximo rival albiazul es una trampa. Su clasificación puede inducir al engaño, sostiene Tropi. El pivote albiazul recuerda que "jugar con ellos no es ninguna ventaja. No existe la facilidad en Segunda B. Todos son fuertes por muy filial que sea. He estado en uno y sé que juegas con menos presión y más chispa, por lo que no hay que menospreciarlos". Llorente destacó que ante el filial rojiblanco "habrá momentos en los que dominemos y otros en los que nos tocará sufrir para llevarlo a donde queremos".

Para el choque hay un factor a tener en cuenta externo que preocupa mucho a los recreativistas. Tropi confía en que el césped mejore porque "cuando hemos jugado en un campo en condiciones normales hemos estado más cómodos", opinión que compartió Fernando Llorente porque "nos penalizó mucho no tener un campo en buenas condiciones para exponer lo que entrenamos".

Después de ocho jornadas, el papel de Tropi en el esquema de Salmerón es vital. Aunque lo asume, entiende que "eso puede cambiar cualquier semana porque aquí no hay nadie imprescindible, como se ha podido ver en estas jornadas. Todos los compañeros pueden competir por el puesto con cualquiera. La liga es muy larga, por lo que vamos a necesitar a todos".

Ante el Almería B, Fernando Llorente quiere premiar a la afición recreativista con un triunfo que se resiste desde la primera jornada. Lamenta que "con el UCAM o el Jumilla tuvimos buenas sensaciones sin que se reflejase en el resultado". Espera que "nuestra afición se marche para casa satisfecha después del partido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios