Recreativo

Serio aviso de Salmerón

  • Recuerda que se le garantizó estabilidad económica y defiende que el equipo competirá "al máximo"

El técnico observa con gesto serio el partido contra el Almería B. El técnico observa con gesto serio el partido contra el Almería B.

El técnico observa con gesto serio el partido contra el Almería B. / Alberto domínguez

Salmerón avisa. La plantilla está centrada, como insiste el técnico, pero los retrasos en los pagos pueden hacer mucho daño a medio plazo. El técnico tomó ayer la palabra en el Recre para denunciar la complicada situación que vive el vestuario.

El almeriense no quiso valorar las informaciones externas porque "tampoco entiendo mucho lo que hay alrededor". De lo que sí habló fue del compromiso que recibió sobre que "el club iba a ir en unas buenas condiciones, que se iba a pagar y se tendría un año correcto. Es lo que espero, aunque es verdad que llevamos dos meses de impagos. Lo demás, quién dice una cosa u otra tampoco lo puedo valorar. Yo sé quiénes son los que me dijeron a mí que esto iba a ir bien, que se iba a pagar el día 10. Se está trabajando para arreglarlo todo".

El preparador se mostró "preocupado por el día a día, por el gran grupo humano que tengo en la plantilla que está preparado para competir. No va a ser excusa, pero la incertidumbre no es nada buena". "Espero que tengamos más información, que dejemos de decir cosas hacia afuera en el sentido de que no tenemos responsabilidad cuando sabemos perfectamente quiénes son los que tienen la responsabilidad. A partir de ahí que se trabaje por la estabilidad del club", en clara alusión a las palabras de Borja Díaz y Diego Jiménez del pasado miércoles en ese mismo sentido.

Los dos meses de retraso en el pago de las nóminas "me preocupan, pero que el equipo lo va a dar todo y no puede tener nadie la más mínima duda". Recordó que "a partir del tercer mes sabemos que los chicos se pueden ir en enero y todas esas situaciones hay que tenerlas controladas". Defendió un grupo humano "preparado para que no le afecte y el cuerpo técnico trabaja como si cobrásemos", por lo que "la afición debe estar tranquila porque cada semana vamos a dar lo máximo, pero obviamente en el tiempo eso genera sus problemas". Insistió una vez más en que "todo el mundo tiene que pagar su piso, su comida, su gasolina… Somos trabajadores y todo el mundo tiene que estar al día en lo que se ha pactado porque es una responsabilidad que tiene el club". Negó además que la reunión con AFE del jueves vaya a tener repercusión.

Por ello, "seguimos trabajando como el primer día, que eso lo tenga claro todo el mundo". Ahora bien, "si dentro de un mes no se ha pagado pues los chicos se podrán ir y esa es una vorágine que no puede parar nadie". Al margen de las dificultades, defendió que "vamos a salir al campo a dar al campo a dar lo máximo, trabajamos cada día para ello. Ahora espero que los que tienen la responsabilidad hacia nosotros la cumplan".

Salmerón llegó a Huelva con la promesa clara de estabilidad en el club. Cuatro meses después "esas personas que me garantizaron que todo estaría controlado no me han dicho nada". Hablará "dentro de poco porque no tenemos información de nada". No esperaba que "en estos meses tuviésemos estos problemas y es posible que ellos tampoco lo esperasen". Anunció que pedirá "explicaciones a las personas que en su momento me las dieron para venir aquí". Al respecto, "me siento decepcionado más que engañado porque no esperaba estas circunstancias tan pronto, pero tengo esperanza en que esas personas que levantaron la mano para que todo funcionase solucionen los problemas que tiene un club que no sólo tiene el impago de dos meses, sino que prácticamente no se puede hacer nada en el día a día".

Lamentó en su comparecencia los problemas diarios del club porque "parece que vamos mendigando donde entrenar sin vestuarios y muchas circunstancias que arrastramos". Si la solución no llega pronto "primero pediré explicaciones a esas personas y después hablaré. Cuando firmé lo primero que pedí fue no pasar por esto. Esas personas me dijeron que no me preocupase, que las circunstancias eran mucho mejores que en años anteriores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios