Recreativo

Serio aviso del Melilla

  • El bajo rendimiento de algunos jugadores se une a la incapacidad albiazul para generar peligro a balón parado y la dificultad para llevar la iniciativa ante rivales sólidos

Los jugadores del Melilla celebran uno de los goles marcados el domingo en el Nuevo Colombino. Los jugadores del Melilla celebran uno de los goles marcados el domingo en el Nuevo Colombino.

Los jugadores del Melilla celebran uno de los goles marcados el domingo en el Nuevo Colombino. / josué correa

Comentarios 1

La derrota contra el Melilla enciende una luz de alarma. El malestar de la afición quedó muy claro en la pitada durante el choque y de un importante sector del Nuevo Colombino cuando terminó el encuentro. Las malas sensaciones albiazules unidas a la evidente impotencia contra un rival sólido devuelven a la palestra las carencias que arrastra el Recre durante la temporada.

Negredo no escondió que uno de los principales hándicaps esta campaña está en la pizarra. Lo dijo en rueda de prensa. El Recre no ha sido capaz de marcar un solo gol de estrategia este año. Su único tanto a balón parado lo hizo Carlos Calvo con un lanzamiento envenenado contra el Extremadura en el primer tercio de la liga. Una faceta que en Segunda B da tantos puntos en el Recreativo es un páramo.

La grada agota su paciencia con el equipo ante un nuevo varapalo recreativista

Las responsabilidades son compartidas. El bajo rendimiento jugadores concretos tampoco pasa desapercibido. Cuando al Decano le toca llevar la iniciativa le cuesta y sus pesos pesados no rinden como cabe esperar. Así ha sido a lo largo de la temporada. El Melilla le obligó a hacerlo para descubrirle los huecos en cuanto soltó dos zarpazos.

Como sus dos antecesores anteriormente, Negredo ha utilizado prácticamente todas sus piezas en la sala de máquinas sin terminar de dar con una fórmula que sea realmente eficiente. Así, ante el Melilla el Decano regresó a su versión más gris. De la solidez contra El Ejido a un Recre frágil en defensa que cuando se siente vulnerable no encuentra la capacidad para responder.

Las sensaciones marcan el estado de ánimo del recreativismo. De las buenas vibraciones ante el Écija a las dudas con el Extremadura, para recuperar el optimismo en El Ejido y vuelta a lo más bajo del termómetro. El Melilla lanzó una seria advertencia con un mensaje claro: toca volver a sufrir por tercera campaña consecutiva. El aviso ha sido recibido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios