Recreativo de Huelva

La Segunda División B está en el aire

  • Los clubes, entre ellos el Recreativo, temen que la Federación decida empezar la Liga a primeros del próximo año, lo que dejaría a muchos muy tocados económicamente. La reunión clave, hoy

Clubes y futbolistas se unen para mostrar su rechazo a un posible aplazamiento. Clubes y futbolistas se unen para mostrar su rechazo a un posible aplazamiento.

Clubes y futbolistas se unen para mostrar su rechazo a un posible aplazamiento. / A. Domínguez

La Segunda B, donde milita el Recreativo de Huelva, está en el aire y en pie de guerra. El futuro del fútbol no profesional se pone a debate hoy lunes tras el repunte de la pandemia del coronavirus en toda España. La Federación se va a reunir con los presidentes de las Territoriales para “reflexionar” de manera conjunta si se mantienen las fechas previstas para el comienzo de las competiciones en la Segunda B (Recreativo de Huelva) y la Tercera División (San Roque de Lepe y La Palma), además en las respectivas categorías autonómicas.

El inicio de la Liga estaba previsto para el 26 de septiembre, pero cada vez son más insistentes los rumores sobre un retraso o incluso un aplazamiento sin fecha de regreso hasta que mejore la situación. La fecha más probable que propondrá la Federación es la vuelta en enero, mientras la FIFA y la UEFA recomiendan que el fútbol no profesional regrese en marzo. La iniciativa parte del Consejo Superior de Deportes, que no ve con buenos ojos la vuelta del fútbol en la actual situación. Además, pierde opciones la posibilidad de que haya público en las gradas.

La decisión, si finalmente se produce, no sólo obligaría a los clubes a cambiar por completo sus pretemporadas (el Recreativo comenzó sus entrenamientos el pasado viernes), sino que dejaría muy tocadas sus economías, al igual que la de los propios futbolistas, técnicos y todas las personas vinculadas a este deporte en categorías no profesionales.

El comunicado de la Federación deja abierta la puerta a toda tipo de interpretaciones: desde un retraso de varias semanas hasta una suspensión indefinida. Lo que parece claro es que Rubiales va a trasladar su recomendación de posponer la fecha anunciada del 26 de septiembre como pistoletazo de salida para Segunda B y Tercera. Las categorías que dependen del régimen autonómico lo deberían hacer una semana después, ya en octubre.

La Federación ya ha deslizado que “ante la evolución de la situación pandémica de las últimas semanas y especialmente de los últimos días en el conjunto del país, resulta imprescindible una reflexión conjunta sobre la procedencia de iniciar la nueva temporada deportiva con unas garantías sanitarias y jurídicas suficientes para todos los deportistas, clubes y federaciones, dado que en estos momentos las condiciones han cambiado en relación con lo previsto en las semanas anteriores”.

Si la competición retrasa su inicio sería un golpe duro para la economía de los jugadores, de los clubes y para la planificación deportiva

Un aplazamiento de meses supondría un auténtico desbarajuste en la planificación deportiva de todos los clubes, en los contratos de jugadores y técnicos, y en la supervivencia diaria de la mayoría de los equipos. Para muchos, un golpe casi definitivo.

En las redes sociales, los afectados son contrarios a una medida tan drástica como empezar la competición en enero. “La categoría ‘no profesional’ como nos llaman, vivimos de esto, necesitamos pan que llevar a casa como cualquier otro trabajador. Llevamos meses trabajando en la sombra con los pocos recursos que tenemos para llegar en las condiciones óptimas a la próxima temporada...”, afirma el guardameta Julio Iricibar.

“Ya está bien de ver al fútbol de Segunda B como amateur. Seguridad Social 370.000 euros; IRPF 280.000 euros; 48 trabajadores dados de alta en la Seguridad Social y otros puestos indirectos. Si no se puede jugar por salud, no se juega, pero amateur no somos”, clama Manuel Gómez Noly, presidente del San Fernando.

“Muchas familias dependemos de esto. No existe el riesgo cero como hemos visto en 1ª y 2ª, así que se deben tomar medidas y establecer protocolos, pero nunca parar la actividad”, manifiesta Sascha, jugador de la Llagostera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios