Recreativo

Salmerón, de ideas fijas y enamorado del trivote

  • El nuevo técnico albiazul suele apostar por 12-14 jugadores y hace pocas rotaciones en la plantilla

El nuevo entrenador del Decano basa su filosofía de juego en la solidez defensiva y la estrategia. El nuevo entrenador del Decano basa su filosofía de juego en la solidez defensiva y la estrategia.

El nuevo entrenador del Decano basa su filosofía de juego en la solidez defensiva y la estrategia. / h. información

José María Salmerón es la apuesta del Recre para dejar atrás varias temporadas de sufrimiento en las que el equipo logró la permanencia en Segunda B in extremis.

La dirección deportiva del Decano ha apostado por un técnico que conoce perfectamente la categoría y su fútbol se adapta plenamente a ella. En sus temporadas en Murcia (UCAM Murcia, Lorca y Murcia) Salmerón se ha caracterizado por ser un entrenador resultadista, cuyos equipos no practican un fútbol vistoso pero son muy sólidos en defensa y trabajan bien la estrategia.

En el Murcia prácticamente le dio la vuelta a un equipo hecho a base de dinero, que llegó a estar en puestos de promoción y al que salvó sin problemas. Propone un fútbol conservador, directo, basado en la solidez atrás y con escasas ocasiones adelante.

Suele apostar por un bloque de 12-14 futbolistas a los que otorga su confianza y realiza pocas rotaciones en la plantilla. Combina veteranía y juventud y no tiene problemas en darle minutos a un jugador si demuestra cualidades y compromiso.

Cuando llegó al Murcia, en el mercado de invierno lo primero que fichó fueron jugadores de atrás, cambiando la defensa por completo salvo al lateral zurdo, lo que le permitió al equipo convertirse en un muro al que apenas le generaban oportunidades.

Es un apasionado del trivote; uno de sus centrocampistas suele ser el típico central reconvertido, con visión de juego. Nunca juega con dos '9' ("eso no quiere decir que el equipo sea más ofensivo", suele argumentar Salmerón), le gustan los extremos y no es muy partidario de laterales que suban al ataque. En Murcia terminó jugando con un '9' como Pedro Martín de extremo izquierdo, y esa filosofía le ha funcionado.

Suele tardar bastante a la hora de hacer los cambios y su fútbol es directo, con balones a la espalda de la defensa y con los famosos balones laterales. Es fiel a sus ideas y el jugador que no se adapte a su filosofía y que no se sacrifique tiene muchas opciones de calentar banquillo. Sus ideas las lleva a rajatabla y a veces sorprende, como pasó la pasada campaña en el último partido de la eliminatoria de ascenso ante el Elche, cuando puso de titular a M. Pallardó, que no había salido de inicio en toda la liga.

En lo personal Salmerón es una persona respetuosa, con buena educación y dialogante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios