Recreativo

José María Salmerón ensaya de nuevo con los tres centrales

  • El preparador alterna la variante habitual con la fórmula de Talavera ante una eventual necesidad

José María Salmerón porta un balón durante un entrenamiento reciente del equipo en la Ciudad Deportiva. José María Salmerón porta un balón durante un entrenamiento reciente del equipo en la Ciudad Deportiva.

José María Salmerón porta un balón durante un entrenamiento reciente del equipo en la Ciudad Deportiva. / Alberto Domínguez (Huelva)

Un recurso que dio mucho resultado en Talavera ronda la cabeza de José María Salmerón. El técnico recreativista ha insistido durante la semana en la fórmula de los tres centrales como una alternativa al juego habitual de los albiazules. Así lo ha hecho en las intensas sesiones de trabajo de los onubenses durante la semana. El preparador sabe que el choque contra la Balona será de una exigencia máxima y no descarta ninguna posibilidad. Por ello alterna un dibujo más habitual con los clásicos cuatro defensores en línea con ese otro que tan buen resultado le dio en la última salida lejos del Nuevo Colombino.

En el Municipal de la Línea las pizarras tendrán un enorme valor para romper las estructuras de dos equipos muy sólidos a los que resulta complicado meterles mano. Parece claro que en principio para jugar en casa no es una fórmula que esté prevista de salida, pero como visitante y ante cierto tipo de rivales es una variante a tener en cuenta con el paso de los partidos.

El cambio de dibujo es un recurso en encuentros como el del domingo fuera de casa

El principal hándicap que tiene para usarlo de inicio es la escasez de efectivos. La plantilla tiene cinco defensas disponibles, lo que le haría tenerlos a todos a la vez en el campo sin posibilidad de recambio. De momento el equipo la ha trabajado con más insistencia que en jornadas anteriores de cara al choque contra la Balona.

La única vez que José María Salmerón recurrió a ella le dio un enorme resultado. Fue en la segunda mitad en Talavera, donde el equipo onubense remontó el encuentro gracias a la intensidad y la solidez de un dibujo con el que atrapó a su rival para matarlo al contragolpe con la movilidad de sus laterales y la velocidad de sus hombres de ataque.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios