Recreativo

Quique Rivero recupera la sonrisa y apunta al domingo

  • El centrocampista está falto de ritmo competitivo, pero no siente nada de dolor al entrenarse

Quique Rivero sonríe en la sala de prensa del Nuevo Colombino. Quique Rivero sonríe en la sala de prensa del Nuevo Colombino.

Quique Rivero sonríe en la sala de prensa del Nuevo Colombino. / Canterla (Huelva)

Hace justo un mes y medio que Quique Rivero tuvo que abandonar el terreno de juego del Nuevo Colombino en camilla tras una escalofriante entrada de Hugo Álvarez.El cántabro intentó continuar en el encuentro ante el UCAM, pero sus intentos fueron en vano porque el dolor impidió al exjugador del Racing de Santander poder seguir en el choque.

Las pruebas médicas descartaron lo que parecían los peores diagnósticos posibles, ya que el mediocentro no sufría ni fisuras ni tenía afectados los ligamentos. Sin embargo, la contusión terminaba generándole un dolor que le impedía ejercitarse con normalidad, hasta que tuvo que parar totalmente unos días. Tras el parón Quique Rivero comenzó a trabajar con mucho menos dolor hasta que las molestias han ido extinguiéndose.

Ahora al centrocampista del Recreativo lo que le falta es ritmo de competición pues han sido seis semanas las que ha estado sin poder jugar. En la pasada semana su integración al trabajo grupal fue paulatina y lo que va de la presente se ha entrenado como uno más, sin ninguna secuela.

Por tanto, está en manos de Monteagudo decidir su participación de cara al duelo del domingo (Nuevo Colombino, 17:00) ante el Recreativo Granada. Lo más lógico es que Rivero esperase su oportunidad en el banquillo y que el preparador dispusiese un centro del campo con el despliegue físico de Gustavo Quezada, que será fijo, y con el juvenil Fran asumiendo el rol posicional de Sergio Jiménez, pudiendo acompañarlos de Gerard o cambiando al 1-4-4-2.

El desarrollo del partido será el que le abra la puerta de la competición a Quique Rivero que, como Víctor Barroso, Rubén Cruz o Alfonso, tienen un déficit de minutos que les han impedido mostrar su verdadero potencial en lo que va de temporada. La del domingo parece una buena oportunidad para comenzar a transitar por el camino de la mejoría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios