RECREATIVO BADAJOZ | ANÁLISIS TÁCTICO

Un Decano pragmático

  • El Recre gana gracias a un buen comienzo y su capacidad de reacción

La pizarra del Recreativo La pizarra del Recreativo

La pizarra del Recreativo / Departamento de Infografía (Sevilla)

El Recreativo sumó su cuarto triunfo consecutivo ante el Badajoz en un encuentro de poder a poder entre dos equipos que introdujeron cambios en sus dibujos con respecto a los últimos encuentros. El Decano formó con un 1-4-1-4-1 en el que Tropi fue el pivote y en el que los cuatro jugadores que actuaban por delante de él (Víctor Barroso, Borja Díaz, Quiles y Ródenas) estuvieron permutando sus posiciones durante todo el choque. El Recre esperaba un Badajoz con dos referencias ofensivas y dos centrocampistas, pero Nafti también trató de sorprender al Decano y volvió al 1-4-2-3-1, lo que generó superioridad por dentro para los pacenses y ello terminó haciendo que el Decano sufriera para tener continuidad en el juego posicional.

Defensa A pesar de que el encuentro fue muy competido, el Recre no recibió demasiadas ocasiones claras de gol. Al margen del tanto de Mario Gómez, los pacenses solo tuvieron una ocasión muy clara en la primera mitad que Pablo Andrade sacó bajo palos. Eso sí, el combinado albiazul tuvo más problemas que de costumbre en las acciones a balón parado y en los centros laterales, donde el Badajoz llegaba con superioridad numérica por la incorporación de sus hombres de segunda línea al área recreativista. El Badajoz en los últimos compases del encuentro jugó en inferioridad numérica, pero no lo acusó porque optó por el juego directo y por el dominio de la segunda jugada para poder generar peligro, aunque fueron más las sensaciones que las llegadas con riesgo de gol de los pacenses.

Ataque El Recre tuvo un comienzo de partido arrollador, en el que no dejó salir al Badajoz de su propio campo. La profundidad de los laterales y la movilidad de los hombres de ataque desarboló al combinado de Nafti en el primer tercio del primer tiempo, pero a partir de ahí no fue capaz de trenzar jugadas con continuidad ni de poner en demasiados apuros a Kike Royo. En la segunda mitad Salmerón trató de dotar al equipo de más continuidad ofensiva con la entrada de Fernando Llorente, pero el choque siguió sin un dominador claro y con posesiones demasiado cortas. La entrada de Iago Díaz dio algo más de velocidad por banda en la derecha, mientras que Chico Díaz entró con la intención de fijar a los centrales y de ganar algún duelo aéreo más, algo que consiguió a la perfección el sevillano que en su primera intervención logró provocar la segunda amarilla de Cristian en el encuentro.

Virtudes El Recre está en un momento en el que le sale todo y es capaz de revertir cualquier situación adversa que se le presente.

Talón de aquiles La sensación que dejó ayer el Decano es que no tuvo el control del encuentro y cualquier accidente podría haber conllevado el empate.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios