Recreativo

Al Recre le falta pólvora para tirar el muro ibicenco

  • El Decano tiene las mejores ocasiones en una gran primera mitad y en la segunda se da contra el muro. Ambientazo con 12.000 personas en el Colombino. El punto devuelve al Recre al ‘play off’

Caye Quintana se lamenta de una clara ocasión fallada. Caye Quintana se lamenta de una clara ocasión fallada.

Caye Quintana se lamenta de una clara ocasión fallada. / Josué Correa (Huelva)

El Tourmalet era aquella fase de la temporada que hacía temblar las piernas, en la que los equipos miraban hacia la cumbre y se santiguaban antes de empezar a meter riñones para no ceder mucho terreno. Eso decían que eran. El Recreativo lo coronó en Ibiza, que no es mal destino para terminar una escalada, y lo hizo en play off. Si su objetivo inicial era salir vivo del tramo, no solo lo cumplió, sino que además lo hizo en el grupo de cabeza, de los elegidos, con un horizonte despejado y lo más duro tras de sí. Firmó en la última rampa un empate sin goles que hay que valorar en su justa medida, por la potencia del oponente, con presupuesto superior al Decano, y por las sensaciones que generó el cuadro albiazul. El Recre hoy por hoy es un equipo que impone, temible y que condiciona. Es de esos conjuntos que coartan tanto como para forzar a su rival a dar por bueno un punto incluso cuando para sus cuentas es a todas luces un marcador corto. Fue mejor que su rival en dos tercios del partido, el único que de verdad quiso la victoria y fue a por ella. Le faltó el acierto matador que le sobró en Murcia una semana antes. La primera parte de los de Salmerón fue un nivel altísimo y ante un rival que no quiso saber de la pelea mantuvo el tipo en la segunda. Si a alguien supo a poco el marcador fue al Recre y a los recreativistas que disfrutaron de una fiesta maravillosa en el Nuevo Colombino a la que solo le faltó el remate final, porque de eso se trató, de remate.

José María Salmerón juega de inicio con tres centrales por primera vez en el Nuevo Colombino con Diego por Jesús Valentín

El Recre lo tuvo todo menos el gol. Fue lo único que le faltó en un partido sólido, firme como los que acostumbra y que debió resolver en la primera mitad. Ningún reproche se le puede hacer a un Recreativo que se dejó el alma por una victoria más que merecida ante un Ibiza que cuando comprendió que no podría sacar más de un punto del Colombino se convirtió en un muro infranqueable con la complicidad arbitral.Salió fuerte el equipo onubense, influido por el ambiente y la inercia que lo empuja. Lanzó un par de serios avisos a su rival, que necesitó un cuarto de hora para tomarle el pulso al partido. Iago Díaz forzó a Lucas a emplearse a fondo nada más arrancar. Los ibicencos tardaron en equilibrar la contienda, pasando a tomar el control de la posesión ante un Recre al que lo mismo le da tenerla que replegarse y desde el orden salir a buscar a su rival.

Israel Puerto no llega a anticiparse al meta visitante Lucas. Israel Puerto no llega a anticiparse al meta visitante Lucas.

Israel Puerto no llega a anticiparse al meta visitante Lucas. / Josué Correa (Huelva)

Para ello repitió Salmerón el esquema de Murcia, con tres centrales en casa de inicio por primera vez. La única novedad en el once fue la entrada de Diego Jiménez por Jesús Valentín para cubrir mejor los espacios a la espalda de Iago Díaz por el peligro visitante por ese costado.

El Ibiza solo inquieta en los primeros minutos tras el descanso hasta que el Recre cierra de nuevo el centro del campo

El equilibrio lo rompió Pina en el minuto 20. El lateral rompió por banda como ya hizo en varias ocasiones en la Condomina para servir un balón que era de gol. Lo pudo ser en primera instancia si Borja Díaz llega a meter la bota y nadie se explica que no lo fuera al segundo palo cuando la pelota se le quedó entre los pies a Ródenas, que hizo lo más difícil y la echó fuera.

El meta Lucas se estira para salvar un gol recreativista. El meta Lucas se estira para salvar un gol recreativista.

El meta Lucas se estira para salvar un gol recreativista. / Josué Correa (Huelva)

El Ibiza quería tener la pelota para respirar, porque la presión constante de los albiazules le impedía generar juego alguno con ella. Daba igual que aparentemente estuviese equilibrado el choque porque los zarpazos llevaban siempre la firma de los onubenses. La volvió a tener el Recre en el 34. Un pase en largo de Israel Puerto lo pincha Caye Quintana con un control maravilloso y define demasiado cruzado ante la salida de Lucas. Era la tónica del partido. El peligro siempre tenía color albiazul.La reanudación no fue buena de los recreativistas. El Decano necesitó diez minutos para enchufarse de nuevo al partido. Su rival le generó daño en el centro, donde le costó retomar el control del espacio que en la primera le hizo tener el partido en su parcela. Aún así tuvo la más clara por medio de Llorente en el 54 y poco después el colegiado se hizo el sueco con una caída de Caye Quintana en el área. Marc Martínez salvó el tanto visitante con su única intervención de peligro real.

El ritmo albiazul le pasa factura en los minutos finales, cuando le falta chispa para generar peligro a su rival

Salmerón movió sus piezas. Quitó a Pina para meter a Andrade por la izquierda y dar a Iago Díaz el perfil diestro. Buscó la profundidad y la amplitud por los costados ante la evidente apertura que mostraba ya su rival. Si el empate no era un buen marcador para los recreativistas, a su rival no parecía importarle pese a que se jugaba sus opciones de seguir vivo en la pelea por el play off.

Un centro al área del Ibiza. Un centro al área del Ibiza.

Un centro al área del Ibiza. / Josué Correa (Huelva)

La ocasión de Llorente despertó al Recre y desató la locura en la grada, donde el Nuevo Colombino se volcó por ese gol que disparaba a los albiazules en la clasificación porque ninguno de los cuatro primeros ganaba su partido. Cada vez más abierto, los espacios aparecían por minutos. Palop renunció al intercambio de golpes y optó por volver a cerrarlo con más gente por dentro. Ahí la entrada de Víctor Barroso pudo ser clave en los onubenses, que tuvieron un punto de chispa superior a su rival, aunque las fuerzas escasearon en ambos equipos. El Ibiza dio por bueno el empate y el Recre se dejó hasta la última gota de sudor ya sin fuerzas para derribar el muro ibicenco. El gol fue lo único que faltó en la fiesta del Nuevo Colombino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios