Recreativo de Huelva

Una puerta que se abre en Segunda B

  • El Consejo Superior de Deportes elabora un protocolo para volver a los entrenamientos entre el 18 y el 25 de mayo. El Ministerio de Sanidad debe dar el visto bueno a la propuesta

Los jugadores del Recre no se entrenan en grupo desde hace más de un mes y medio. Los jugadores del Recre no se entrenan en grupo desde hace más de un mes y medio.

Los jugadores del Recre no se entrenan en grupo desde hace más de un mes y medio. / A. Domínguez

El Recreativo de Huelva, y toda la Segunda División B, sigue inmerso en un mar de dudas con la incertidumbre como protagonista. Muchas son las opciones abiertas y no se sabe aún cuándo se podrá regresar a los entrenamientos y si será posible acabar esta temporada.

El Consejo Superior de Deportes ha publicado un protocolo para que los deportistas profesionales puedan volver a la actividad, y en la Segunda B nunca sería antes del 18-25 de este mes, siempre de forma individualizada y en función de cómo vaya evolucionado la pandemia.

El CSD ha previsto tres escenarios; el primero afectaría a entrenamientos al aire libre y básico para las ligas profesionales (Primera y Segunda Divisón de fútbol y la Liga ACB de baloncesto); el segundo escenario prevé la apertura de los centros públicos de alto rendimiento estatales y autonómicos; así como entrenamiento medio para Primera y Segunda de Fútbol y ACB.

Y en el tercer escenario es donde entra el Recreativo de Huelva, pues engloba a entrenamiento total de Primera y Segunda más la ACB (afectaría a 1.500 jugadores aproximadamente); y también entrenamientos básicos de las ligas no profesionales de ámbito estatal (Segunda B y Tercera, junto con el resto de ligas de deportes colectivos), afectando a 40.000 jugadores. En este último caso la movilidad sería media (la mayoría de los deportistas entrena en su ciudad de residencia) y no se permitiría el contacto.

En cuanto a la seguridad sanitaria y personal, se llevarían a cabo protocolos reforzados a definir con el Ministerio de Sanidad con la colaboración de las comunidades autónomas, como serían desinfección, distancia de seguridad, test o controles de acceso). La fecha de entrada en vigor sería entre el 18 y el 25 de mayo, y el objetivo es fortalecer los cimientos de la práctica deportiva estatal y la protección de las competiciones.

La Federación Española sigue sondeando a las territoriales antes de tomar la decisión definitiva

Si esto fuera posible, luego se necesitarían unas tres semanas para realizar una mini pretemporada, con lo que se entraría en junio; y el 30 de ese mes es cuando acaban los contratos de los jugadores, lo que provocaría un conflicto jurídico y un perjuicio económico para los clubes. Una situación compleja en la que chocan los intereses por volver a jugar con la pandemia que vive el país. Ese protocolo del Consejo Superior de Deportes necesita el visto bueno del Ministerio de Sanidad.

Y mientras, la Real Federación Española de Fútbol sigue recabando opiniones e información de las territoriales antes de tomar la decisión definitiva sobre qué hacer con esta temporada, porque la división es grande entre quienes quieren jugar a toda costa y quienes proponen que este año se cancele, se anule la competición y se vuelva a empezar de cero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios