Recreativo

"Preferimos dar calidad a meter más equipos en esta edición del torneo"

  • La II Gañafote Cup que tendrá lugar a finales de marzo contará con 74 clubes de tres categorías

Joaquín Rasco y Antonio Segovia, dos personalidades implicadas con el fútbol base de Huelva. Joaquín Rasco y Antonio Segovia, dos personalidades implicadas con el fútbol base de Huelva.

Joaquín Rasco y Antonio Segovia, dos personalidades implicadas con el fútbol base de Huelva.

La II edición de la Gañafote Cup que se disputará a finales de marzo ya calienta motores. Joaquín Rasco, promotor de la firma, se mostró más que satisfecho con el éxito del pasado año, aunque aseveró que "los grandes problemas que nos hemos encontrado han sido la falta de instalaciones deportivas y de plazas hoteleras. El año pasado nos vimos con el inconveniente de que los hoteles se echaban atrás y no teníamos alojamiento. Casi todos los establecimientos hoteleros no abren hasta el Miércoles Santo y a esas alturas ya se ha jugado dos tercios del torneo".

Explica el onubense que "por eso no queremos meter más equipos porque si no el servicio no es bueno, y preferimos dar calidad". Así, señala que este año serán 74 equipos los que competirán en las categorías prebenjamín, benjamín y alevín, encuadrándose 24 conjuntos en cada una de ellas. Al margen de la atención y de la calidad competitiva, Rasco afirma que la organización se centra en darle cabida a todos los familiares de los niños participantes: "Nos interesan mucho las actividades transversales y tenemos muchas apalabradas que iremos cerrando pronto. Hay que tener en cuenta que vendrán unas 4.000 personas".

Huelva es la sede institucional del torneo, si bien el campeonato tendrá lugar entre Moguer, Palos y Mazagón, acogiendo cada sede una final. Rasco afirma que "tenemos claro que es un evento competitivo, pero también lúdico. Es importante que los niños se diviertan por eso todos los equipos juegan seis partidos, es decir, que todos los conjuntos que vengan jugarán 240 minutos".

La Gañafote Cup es un evento que nace tras la aparición de la marca textil Gañafote. Comenta Rasco que ha vivido "un año de limpieza" tras su aventura como representante de Cipa porque "ellos me dieron la oportunidad de empezar, pero todo lo que era un gran proyecto se desmoronó en el aire. Yo comencé como comercial, pero poco a poco fui haciendo el trabajo como si fuera mío y en tres meses cerré 105 clubes, pero a la hora de suministrar había muchos problemas porque no se pagaba a los proveedores. Se dañó mi imagen porque se me faltaba a la verdad. Ahora todo el mundo nos ha ido dando confianza".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios