Recreativo Recreativo Granada | Vestuarios

Pouso: "Queremos ganar ya de una vez porque parece que se nos ha olvidado"

  • El técnico del Recreativo asegura que "hoy solo nos ha faltado acierto porque lo hemos dado todo"

Pouso trata de animar a sus jugadores en el choque de esta tarde.

Pouso trata de animar a sus jugadores en el choque de esta tarde. / Alberto Domínguez (Huelva)

El técnico del Recreativo, Carlos Pouso, ha pasado por la sala de prensa del Nuevo Colombino al término del encuentro ante el Recreativo Granada. El preparador vasco ha explicado su visión del choque para decir que "cuando no ganas te queda una mala sensación. Considero que el equipo ha hecho un partido bastante completo y podía haber hecho goles sin lugar a dudas, pero el fútbol tiene estas cosas y si perdonas te suelen castigar. Hicimos un partido atrás casi perfecto y por momentos hicimos un fútbol fluido y creo que al final nos faltaron pulmones para aguantar el alto ritmo. Desde fuera veía que nos íbamos desangrando y descosiendo porque el esfuerzo fue muy alto. Los cambios fueron prácticamente obligados porque los jugadores estaban ya muy cansados. Nunca me he quejado de las bajas y no las pongo como excusa pero nos faltan jugadores en algunos puestos para tener más recorrido".

A todo ello quiso añadir que "el equipo ha dado un paso adelante en cuanto a constancia e imprimir un ritmo alto. Nos hemos acercado a lo que queremos y en días como hoy, aunque los chavales están destrozados, veo luz al final del túnel. La derrota en El Ejido fue derrota y me podéis desnudar y tapar la boca, pero hay formas y formas de perder y en esta ocasión ha habido cosas que me han gustado. Ha habido una implicación grande y los jugadores se han partido el pecho. Por eso cuando oigo eso de que 'la camiseta no os la merecéis' creo que a los jugadores no se les puede poner hoy ni un pero en cuanto a actitud, aunque entiendo la frustración de la gente". 

Particularizando, Pouso ha hablado de Quiles, de quien ha dicho que "me parece que ha dado mucho en cuanto a generosidad y esfuerzo físico. Ha dado una lección de pundonor y de implicación por unos colores, y más jugando en una posición nueva para él. Elogio el trabajo de todos pero especialmente de él y tengo mucha impotencia y disgusto por la derrota porque no sé que más hay que hacer para ganar. Sé que se puede jugar aún mejor y generar más pero tenemos que acertar. Nos ha faltado frescura y necesitamos sangre nueva y aire a partir del minuto 60, que es cuando hemos bajado un poquito el nivel. No le echo la culpa a la preparación física sino al sobreesfuerzo. El fútbol es muy exigente y más ante un filial que mueve mucho la pelota".

Acerca de las quejas de la afición ha asegurado que "a la afición ya he dicho más de una vez que no me atrevo a pedirle nada. Si haces partidos con esta intensidad, con ese ir a los espacios y jugar hacia adelante y cometer poquísimos errores, creo que la afición te va a dar. Podemos caer a la peor clasificación de la historia, pero una cosa es caer y otra es tirarse. No voy a permitir la bajada de brazos. Me da la impresión de que por momentos hemos conseguido enganchar a la afición y para un equipo que tiene una sobrepresión de la leche no os podéis imaginar lo bonito que es que le aplaudan. Ojalá que les podamos dar satisfacciones, pero pedirle a la gente me parece injusto".

También ha explicado el sentir del vestuario el preparador del Leioa al indicar que "para tirar cohetes no estamos. Es lógico. Llevamos tres partidos conmigo y no hemos sacado ni un punto y no hemos hecho ni un gol, y no ha sido por falta de ocasiones. En los dos partidos de casa es increíble lo que hemos fallado. Hemos fallado lo infallable y lógicamente estamos tocados. No seríamos unos buenos profesionales si estuviésemos orgullosos. Sólo podemos pedir perdón a la gente por no estar a la altura. Pero hoy sólo nos ha faltado acierto y el equipo lo ha dado todo. Creo que jugando así estamos más cerca de ganar. Queremos hacerlo ya de una puñetera vez porque se nos ha olvidado. Yo estoy convencidísimo de mi trabajo. Quitando los primeros 20 minutos de la segunda parte del día del Yeclano, hoy he visto un equipo solidario, equilibrado y jugando hacia adelante y creando ocasiones y todos muy implicados".

En ese sentido, y profundizando en el aspecto anímico, Pouso ha hablado sobre la opción de incorporar un psicólogo a su staff: "es una pata más del banco, supongo que necesaria. A todos nos vendría bien un psicólogo porque hay que desdramatizar determinadas situaciones. Hablar de psicólogo parece que es de personas enfermas, pero nos ayudan a superar problemas. Yo no voy a pedir nada, ni psicólogo, ni jugadores nuevos, ni aplausos de la afición, y con lo que tengo me voy a conformar y trataré de optimizar mis recursos. Esto es una profesión para profesionales bien dotados y yo trataré de ayudarle desde mi parcela pero un psicólogo no se puede desdeñar su ayuda nunca".

Para acabar su comparecencia, el míster albiazul también ha dado explicaciones sobre la ausencia de Yaimil de la convocatoria y el debut del canterano Álvaro Vázquez: "Tenía que elegir y me pareció oportuno meter al chaval porque me ha gustado mucho. Además, necesitaba a alguien con la cabeza fresca y que no haya sufrido tantas derrotas. Habrá sufrido y en el vestuario hay una foto suya de pequeño con su camiseta del Recre. Yaimil no ha cometido ningún delito y si alguien se equivoca tomando decisiones soy yo. Tenía que descartar a algún jugador y me he decantado por él, pero eso no quiere decir que no vaya a jugar la semana que viene".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios