Recreativo

Gorka habla claro

  • El vasco lamenta que el Decano vence "un partido y al siguiente ya no compite bien"

  • Para el Recre "la mejor forma de conseguir victorias es defender bien para materializar las pocas ocasiones"

Gorka Santamaría salta con un defensor del Córdoba B durante el encuentro del pasado domingo. Gorka Santamaría salta con un defensor del Córdoba B durante el encuentro del pasado domingo.

Gorka Santamaría salta con un defensor del Córdoba B durante el encuentro del pasado domingo. / alberto domínguez

A los delanteros se les mide por su acierto ante el marco contrario. El gol es su fin último. En el Recre es un bien escaso, clave en la pobre clasificación recreativista. Cada tanto vale oro. Lo sabe bien Gorka Santamaría, el pichichi de Negredo con tres tantos desde que el madrileño se hizo cargo del banquillo. Cumplió dos partidos en la grada por su sanción contra el UCAM de Murcia para volver con una diana contra el Córdoba en la victoria albiazul.

El atacante vasco reconoce que fue "la mejor forma de volver". Lo hizo "en el once y además pude ayudar al equipo con un gol. Lo fue más por lo colectivo que por lo personal". Frente al Córdoba B "llegaba después de dos semanas en la grada por culpa mía y tenía que responder".

"Con Boris me entiendo bien arriba, aunque solo tengo más espacios. Lo que quiero es jugar""Si el Écija pasó por encima del Marbella, por qué no lo vamos a poder hacer nosotros"

Pero la victoria contra los cordobesistas no oculta la realidad de que "no estamos haciendo una buena temporada". Para los atacantes la situación es complicada. Gorka Santamaría lamenta que "estamos teniendo pocas ocasiones la gente de arriba, por lo que tenemos que aprovecharlas porque si no, nos penaliza mucho". El ariete vasco reconoce que "la manera que tenemos de jugar no es de elaborar o dar pases de 20 metros, sino más largos, con lo que es complicado llegar con un pase filtrado dentro del área". Además, "tampoco hacemos muchos centros, por lo que no es fácil tener ocasiones claras. Por eso no tenemos demasiada pegada arriba".

No usa paños calientes para calibrar el rendimiento del equipo después de 33 jornadas. Más allá de un estilo u otro, "lo que nos ha perjudicado es no saber competir". Lamenta que este equipo "gana un partido y al siguiente ya no compite bien, no gana duelos individuales ni segundas jugadas". Por ello avisa de que "venimos de ganar un partido siendo serios, contundentes y agresivos y tenemos que seguir con esa dinámica por que si no sabemos lo que nos pasa".

Es la fórmula para sorprender al Marbella en su campo. No lo ve imposible porque "el Écija les ha pasado por encima, así que por qué no vamos a hacerlo nosotros". El Decano viaja a Marbella "a por los tres puntos para dar un golpe sobre la mesa y luego podremos hablar de los puntos que nos hacen falta".

Con Negredo en el banquillo sólo se perdió los dos encuentros en los que estuvo sancionado. Sabe que cuenta con la confianza del técnico, a pesar de lo cual "tengo muy claro que me lo tengo que ganar cada día en la Ciudad Deportiva". Le da igual hacerlo como único punta o con Boris a su lado. Confiesa que "con él me entiendo bien, aunque sólo tengo más espacios para moverme. Lo que quiero es jugar".

Sabe de la importancia del gol, pero defiende que la clave debe estar en la solidez. Recuerda que "cuando estuvimos tantos partidos con la portería a cero fue la base del éxito". Para el Recre "es la mejor forma de conseguir victorias". Aboga por "centrarnos en defender bien para después materializar las pocas ocasiones que tenemos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios