el ejido | recreativo

Ganar es ya una necesidad

  • El Recre en crisis de resultados se mide a El Ejido, que llega al duelo con confianza tras vencer en Ibiza

  • Pablo Andrade y Carlos Martínez no se recuperan a tiempo y no jugarán

Los jugadores del Recreativo de Huelva realizan un ejercicio durante un entrenamiento reciente en la Ciudad Deportiva. Los jugadores del Recreativo de Huelva realizan un ejercicio durante un entrenamiento reciente en la Ciudad Deportiva.

Los jugadores del Recreativo de Huelva realizan un ejercicio durante un entrenamiento reciente en la Ciudad Deportiva. / josué correa

Para tener un componente sentimental que estructura su funcionamiento, el fútbol es un deporte insensible. Basta encadenar unos cuantos resultados adversos para que empiecen a aflorar las descalificaciones, la búsqueda de culpables o el cuestionamiento generalizado de un procedimiento que, en la mayoría de los casos, se desconoce. El Recre está llegando a ese punto. Los discursos han comenzado a cambiar y donde antes había un entrenador con experiencia y que trabajaba bien defensivamente, ahora hay un entrenador demasiado conservador; donde había un equipo que sabía jugar a lo que requería la categoría, ahora hay un equipo que no sabe atacar; y donde antes había una plantilla uniforme y con alternativas, ahora hay un plantel sin jugadores con capacidad para marcar las diferencias.

Puede que la causa primera de la crítica esté en la desilusión. Una desilusión gestada en dos victorias consecutivas que dispararon un estado de euforia truncado de manera abrupta con una racha de cinco encuentros sin conocer el triunfo. Una montaña rusa demasiado acentuada como para ser digerida en silencio.

El Decano sufrió una severa goleada que quedará para la historia en Santo Domingo

El empate ante el Jumilla tuvo un perceptible sabor a derrota en el graderío recreativista, que tributó los primeros pitos de la temporada a su equipo al término del choque. Pisando ese terreno el Recreativo solo tiene una opción para revertir la situación, ganar.

Lo que ocurre es que la categoría no regala nada y menos cuando los rivales empiezan a oler la sangre. El Ejido estrena traje, limpio y aseado tras su victoria de la semana pasada ante el Ibiza (1-3), por eso a los almerienses no les costará trabajo hacer el partido lo más largo posible, para que el Decano quede preso de la ansiedad. Se antoja complicado que los planetas se vuelvan a alinear para que los de Salmerón rompan el empate inicial en los albores del choque, como ocurriera la pasada semana, por eso el cuadro albiazul tendrá que tener la cabeza fría para manejar los tiempos del partido y no caer en la tela de araña que va a tejer un rival que ya asestó una vez un golpe casi mortal al Recre con una goleada que quedó registrada en una de las noches negras de la historia deportiva recreativista.

Como a perro flaco todo son pulgas, el preparador recreativista seguirá sin poder contar con el único lateral zurdo natural de la plantilla, Pablo Andrade. El brasileño ha hecho todos los esfuerzos posibles para poder estar en el encuentro, pero su cuerpo ha terminado en una sintonía diferente a su deseo. Igual le ha ocurrido a Carlos Martínez, por lo que el Recre contará una semana más con un problema serio en la posibilidad de jugar en amplitud, ya que carece de las piezas necesarias para hacer el campo ancho.

Diego Jiménez, que cumplió defensivamente ante el Jumilla, seguirá ocupando el lateral zurdo, mientras que Salmerón podría reforzar el centro del campo con la entrada de Fernando Llorente por Marc Caballé, cayendo Caye o Quiles a un costado.

Resulta demasiado temprano como para comenzar a hablar de últimas oportunidades o de ultimatums, pero ya la máquina de devorar técnicos se ha puesto en marcha y esa es la única máquina que no para en toda la temporada. Un sexto encuentro sin ganar sería un trámite muy complejo de asimilar para un equipo que alejó los fantasmas en los primeros dos encuentros, pero que podría encontrárselos de vuelta, y con más compañía, mes y medio después. "Ganar, ganar y ganar", aconseja uno de ellos, quizás el más sabio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios