Recreativo

Gallardo: "Jugar bien es ejecutar el plan de partido que trabajamos"

  • El central asegura que "prefiero jugar mal y seguir primero a que me digan vaya partidazo habéis hecho y perder"

Pablo Gallardo felicita a Pedro Pata tras el gol del onubense al Rota.

Pablo Gallardo felicita a Pedro Pata tras el gol del onubense al Rota. / Josué Correa (Huelva)

Pablo Gallardo es uno de los hombres fuertes de Alberto Gallego. El experimentado central no se ha perdido ni un solo minuto de lo que va de temporada, por lo que se ha convertido en una de las voces más autorizadas del vestuario recreativista. El sevillano ha hecho un repaso a los temas de actualidad del Decano comenzando, como no podía ser de otra manera, por el liderato que ha mantenido el combinado albiazul pese a aplazarse su encuentro ante el Xerez CD. El canterano del Sevillano ha confesado que "es inevitable que se jueguen partidos de tu competición y no los mires. Los resultados nos han favorecido, hemos mantenido el liderato y estamos contentos, la jornada nos ha venido bien".

En cuanto al beneficio que ha podido obtener el Decano al no jugar y mantener la primera plaza ha indicado que "por un lado pienso que hubiera estado bien jugar porque ellos venían de un viaje largo, de un partido de Copa exigente, de jugar el fin de semana... y estaban cansados, pero nosotros también porque el partido de Lebrija fue exigente, pero, por otro, tenemos un partido pendiente y la posibilidad de sumar tres puntos que otros equipos ya no tienen".

El zaguero también ha hablado del futuro más inmediato, que pasa ahora por Conil, diciendo que "hemos empezado a preparar el partido del fin de semana, va a ser un partido muy exigente en un campo típico de la categoría y el equipo va a tener que ponerse el mono de trabajo y adaptarse, pero el equipo está mostrando humildad, ganas de competir y el saber jugar en un sitio u en otro".

En lo personal no tiene ninguna queja el ex futbolista del Ciudad de Lucena que desvela que se encuentra "contento porque estoy gozando de minutos, jugándolo todo, pero el míster confía en todo el mundo. Ahora me toca jugar, ya me tocará descansar. El futbolista quiere jugar, pero lo importante es que el equipo siga arriba y que juegue quien juegue no se note, como hasta ahora. Tenemos que dar el cien por cien". A lo que quiso matizar que se encuentra más cómodo en posiciones centrales que ocupando alguna de las zonas externas de la defensa de tres centrales, aunque no pone ninguna queja a ocupar cualquier posición siempre que sea dentro del terreno de juego: "Me encuentro cómodo jugando, pero la posición echada a banda era una posición más nueva para mí. El sistema es muy agresivo y dejamos muchos metros a la espalda, pero si hacemos los mecanismos el sistema nos protege. Yo me siento más cómodo en el centro, que es donde he jugado toda la vida, pero mientras que esté en el campo como si tengo que jugar de portero, no me importa".

Para finalizar, el defensor ha sido cuestionado por la forma de jugar los partidos que está teniendo el Decano y ha reseñado que, para él, "jugar bien es ejecutar el plan de partido que trabajamos durante la semana y que va a depender del campo en el que vamos a jugar, el rival... Nosotros todas las semanas llevamos un plan de partido, que es el que el míster y el cuerpo técnico consideran el ideal, y queremos ejecutarlo con todas las garantías". "Yo prefiero seguir viéndome primero en la clasificación, aunque nos digan que hemos jugado mal, a que me digan vaya partidazo habéis hecho, pero habéis perdido. En el fútbol mandan los resultados. En esta categoría es complicado que jugadores que están acostumbrados a jugar en buenos terrenos de juego, con espacio, tengan la humildad suficiente para decir hoy toca jugar en un campo difícil, me voy a poner el mono de trabajo", ha añadido.

Gallardo confiesa que la plantilla es ajena al cuestionamiento sobre el juego del equipo: "Nosotros estábamos contentos en el vestuario, celebrando que el plan de partido había salido. El mensaje en el vestuario era de felicidad y de alegría y de que habíamos clavado lo que teníamos que hacer", algo que complementó diciendo que "el fútbol es un juego de errores, y los errores son criticables. Fallamos todos, pero hay que valorar lo difícil que es jugar un partido en cualquier categoría. Hay que tener muy claro que cualquier equipo es difícil de ganar y hay que valorar todo lo que se hace. Las virtudes tenemos que potenciarlas y los errores, desde una crítica constructiva, intentar que no se repitan. Está claro que estamos en un club con una exigencia máxima y siempre va a haber críticas porque todo en la vida es mejorable".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios