Recreativo de Huelva

"Nos jugamos casi todo en los primeros 18 partidos y eso condiciona la preparación"

  • Juan Nicolás Bueno, preparador del Recreativo, destaca que "casi todos los jugadores llegaron en un estado físico bueno, pero con un nivel de adaptación bajo dado el tiempo de inactividad"

Juan Nicolás Bueno lidera el grupo durante un entrenamiento del Recreativo. Juan Nicolás Bueno lidera el grupo durante un entrenamiento del Recreativo.

Juan Nicolás Bueno lidera el grupo durante un entrenamiento del Recreativo. / Rafa del Barrio

Juan Nicolás Bueno afronta por segundo año el reto de llevar la preparación física del Recreativo de Huelva en una temporada muy especial por todos los condicionantes que la rodean.

Una de las principales novedades está en el sistema de competición, que será por fases, aunque aún no es oficial. “Nos jugamos prácticamente todo en los primeros 18 partidos y eso está claro que condiciona. Empezamos hace algo más de un mes, quisimos hacer una pretemporada más larga de lo normal por el parón tan grande que habían tenido los jugadores y también con el objetivo de llegar al primer partido de liga en óptimas condiciones”.

Lo habitual suelen ser unas 8 semanas de preparación antes de la Liga, y este año serán 11 para el Decano. “Para mi es perfecto, porque tras un periodo tan grande de inactividad tenemos que hacer una progresión en el esfuerzo. Empezar con tanto tiempo de antelación nos permite pautar de manera progresiva el trabajo que tenemos que ir cumpliendo, y todas las situaciones que pueden darse las podemos afrontar con el mayor tiempo posible, desde pequeños problemas hasta el caso Moha, o jugadores que han llegado nuevos y podemos adaptarlos como ellos necesitan y no con premura”, comenta el preparador físico albiazul.

Juan Nicolás desea hacer bueno el dicho 'A quien madruga, Dios le ayuda', ya que el Decano ha sido de los primeros equipos de la categoría en volver al trabajo. “El objetivo es llegar al inicio de liga con un nivel óptimo para competir con todas las garantías; es como si afrontáramos un examen y hubiésemos empezado a estudiar con tiempo, porque el margen de error es muy pequeño. Comenzar tan pronto tiene muchas ventajas a nivel de cohesión del grupo, rutina de trabajo...”.

Coincide con Claudio Barragán al asegurar que "los amistosos son fundamentales para el tema físico"

Saber cómo llegarían los jugadores a la pretemporada después de tanto tiempo sin competir (el último partido fue el 8 de marzo) era una incógnita. “Casi todos llegaron en un estado físico bueno, pero con un nivel de adaptación bajo dado el tiempo tan prolongado de inactividad. En este periodo toca acoplarse al calzado, al golpeo de balón, a los cambios de dirección, hay que mecanizar los movimientos, etc”.

El murciano reconoce que uno de los mayores retos para un preparador físico son los jugadores que llegan a última hora del mercado, cuando el resto de compañeros llevan ya un mes o más de trabajo. “Es unas de las mayores dificultades en la pretemporada; por suerte, tenemos muchos futbolistas que están incorporados desde el principio, aunque Moha Traoré se ha integrado cuando el grupo llevaba 21 sesiones de trabajo; Seth Airam cuando llevaba 17...; el trabajo previo que hayan realizado influye mucho. Es un reto adaptar al jugador a la dinámica del grupo”.

Claudio Barragán, como entrenador, le da una gran importancia a los amistosos. “Son fundamentales; se suelen jugar unos 8 partidos de pretemporada; por desgracia todavía no hemos disputado ninguno, pero estamos intentando simular esos partidos con una planificación de la semana en la que acabamos jugando un partido lo más real posible, con dos equipos de once diferenciados siguiendo una progresión, incrementando cada semana los minutos de esos partidillos, las dimensiones del terreno de juego y subiendo el volumen de trabajo. Para el tema físico los amistosos también son muy importantes porque supone realizar el cien por cien de esfuerzo que va a demandar la competición. Al haber empezado antes, los jugadores llegarán con un buen balance, y ojalá pronto podamos disputarlos”, destaca.

Dar positivo por covid supone "un revés importante en el estado físico del jugador y también en el mental"

Un peligro añadido esta pretemporada es el covid-19, que obliga al jugador a permanecer dos semanas en cuarentena en caso de dar positivo. “Sí, eso supone un revés importante en su estado físico y también en el mental, porque si estás en un buen ambiente de trabajo y en una buena dinámica y te llega esa noticia, te tienes que quedar al margen y es un duro revés para el jugador; en ese caso hay que intentar minimizarlo, siempre condicionado a su estado de salud, y cuando ya esté recuperado que vuelva al trabajo”.

En esta época, las lesiones más típicas son “las rozaduras, los problemas de tendinopatía tras tanto tiempo sin calzarse una bota de fútbol, problemas en el tendón de Aquiles y el tendón rotuliano y problemas musculares sobre todo en los músculos implicados en el golpeo de balón y cambios de ritmo y dirección”.

Por último, destaca que “la disposición por parte de los jugadores y del cuerpo técnico es espectacular y la dinámica de grupo es muy buena; se ve que en la pretemporada hicieron el trabajo que se les encomendó y llegaron en un buen estado de forma a nivel de peso y condición física”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios