Balona Recreativo | Crónica

Derrota del Recre con las armas esperadas

  • La efectividad máxima de la Balona condena al Recre, que cae en los dos únicos tiros a puerta de su rival en todo el partido

Andrade recibe la pelota en el encuentro de ayer. Andrade recibe la pelota en el encuentro de ayer.

Andrade recibe la pelota en el encuentro de ayer. / Jorge del Águila (La Línea)

Dos equipos que suman 18 goles en contra entre los dos en quince jornadas saben de más lo que van a ofrecer cuando se encaren. A nadie le puede sorprender que el Balona-Recre fue un duelo marcado por las reservas, el respeto y el entramado defensivo de los dos. Este conjunto campogibraltareño ha hecho de su capacidad defensiva un arma que le tiene arriba, entre los cuatro primeros clasificados casi al final de la primera vuelta. No iba a cambiar a estas alturas. Tampoco el Decano, al que el orden le ha servido para estar ahí al acecho. Era un partido muy previsible, con demasiados jugadores detrás del balón y que se resolvería por eficacia.Fue eso lo que tuvo la Balona, la necesaria para hacer un gol en el primer minuto de la segunda mitad y otro en el correcalles final de la prolongación. Dos chispazos para romper lo que parecía un 0-0 cantado. No necesitó ser mejor, ni tener la pelota, ni siquiera generar ocasiones y casi tampoco disparó a puerta porque las dos veces que lo hizo batió a Marc Martínez. Un rival de esos que cuando toca enfrente mosquea y cuando se disfruta como propio se viste de seriedad. Es la Segunda B, donde partidos como el de ayer son los más comunes.Los dos equipos decidieron anular la primera mitad. La primera batalla fue de posiciones. Salmerón y Jordi Roger atrincheraron a sus hombres tras una nube de jugadores. No estaban dispuestos a que pasara nada, o al menos que fuese lo mínimo. La Balona es lo más cholista que pueda reflejar la categoría así que el escenario le resultada de lo más cómodo.  Fueron 45 minutos sin prácticamente nada. Era lo esperado. La consigna estaba muy clara. Los dos querían esperar el error del rival, aunque asumiendo los riesgos mínimos para ello. Para afrontar lo previsible acudió Salmerón a esa defensa con tres centrales que tan buenos resultados le dio en Talavera. La diferencia fue que entonces su rival se abrió, cedió espacios y se desajustó mientras la Balona puede llevarse tres días jugando que parece imposible que en estos momentos pueda cometer un error. Los números están ahí. Con dos enemigos observándose desde su trinchera particular sólo un chispazo podía cambiar el escenario porque la voluntad de ambos era seguir la línea trazada. Lo hizo la Balona, que metió un punto más de velocidad al duelo a la vuelta de vestuarios. Fue una jugada, la única hasta entonces. Pirulo se fue por la banda derecha para romper la línea defensiva albiazul en el 46. Gastón al segundo palo fusiló a Marc Martínez. Primer tiro a puerta, 1-0. Así han visto ya varios partidos los locales. Tuvo el empate segundos después Traoré con un lanzamiento al larguero. En 60 segundos los dos generaron más que en toda la primera parte. Ahí estuvo el partido para el Recre.En cuanto la Balona cerró filas, se ordenó en defensa y regresó a su trinchera convirtió el choque en un asedio infructuoso de los albiazules. El muro balono se demostró infranqueable. Tuvo más la pelota, quiso jugar y exponer lo que no había hecho hasta entonces, pero la realidad es que Javi Montoya no tuvo que intervenir apenas. Ya no valía el dibujo a Salmerón así que desmanteló en parte su entramado defensivo. Retiró a Pina para que Iago Díaz actuase como carrilero y dio entrada a Carlos Martínez por Traoré para generar juego. El escenario era ideal para la Balona. Un equipo que ha encajado seis tantos en quince encuentros hace de la defensa una forma de vida. Con la ventaja en el marcador lo hizo como acostumbra. Al Recre le faltó muchísima profundidad, calidad y pausa. Apenas generó peligro real.Los albiazules chocaron una vez tras otra con el muro local. Vieron a Montoya tan lejos como el Peñón, una figura omnipresente en el Municipal siempre al final del camino, pero al que nunca logró llegar. A la Balona con el repliegue le valió. Se encerró para buscar un contragolpe con el que liquidar a los albiazules. Sólo en los últimos diez minutos logró soltarse algo el Recre, que ya no fue capaz de levantarse del gol linense. Víctor Barroso, último cambio de José María Salmerón rozó el tanto. La Balona con el tiempo cumplido lo liquidó con una contra firmada de nuevo por Gastón, aunque el partido había terminado casi 45 minutos antes, cuando Gastón abrió la cuenta y cerró el partido. El resto fue querer y no poder.

FICHA TÉCNICA:

Balona: Javi Montoya, Sergio, Pierre (Abel Moreno 77’), Kibamba, Carrasco, Chico, Gato, Pablo Santana, Gastón, Pirulo (Ahmed 86’) y Juampe.

Recreativo: Marc Martínez, Pina (Iago Díaz 65’), Andrade, Israel Puerto, Iván González, Diego Jiménez, Tropi, Traoré (Carlos Martínez 56’), Caye, Quiles y Borja Díaz (Víctor 71’).

Árbitro: Chavet García. Mostró amarilla a Pierre (72’), por la Balona; y a Víctor Barroso (90’), por el Recreativo.

Goles: 1-0 Gastón (46’). 2-0 Gastón (90’)

Incidencias: Encuentro disputado en el Municipal de Línea ante unos 2.000 espectadores. Unos 200 aficionados del Recreativo. Terreno de juego en perfectas condiciones. Antes del comienzo los jugadores del Recre protestaron por los impagos con un parón de 30 segundos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios