Turismo en Huelva Los alojamientos rurales reciben un millar de visitantes más en octubre

  • Huelva encabeza el crecimiento andaluz en número de visitantes, aunque registra una caída entre los extranjeros

  • Las pernoctaciones descienden y es la otra gran asignatura pendiente

Instalaciones de Finca La media legua, en Aracena. Instalaciones de Finca La media legua, en Aracena.

Instalaciones de Finca La media legua, en Aracena.

El sector turístico ha registrado un aumento de visitantes en los alojamientos rurales de la provincia. Más de mil viajeros, respecto a 2017, optaron por este tipo de establecimiento en el mes de octubre. El dato parece favorable, aparentemente, porque ese crecimiento no se ha visto reflejado de forma paralela en las pernoctaciones en estos alojamientos. Las estancias son ahora más cortas y se concentran cada vez más en el fin de semana, en las típicas escapadas de dos días de las que tampoco puede sustentarse todo un sector. Hay tarea por delante, por tanto, para revertir el comportamiento.

La última estadística publicada hace unos días por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía coloca a Huelva en cabeza del crecimiento andaluz que se ha dado en octubre en el número de viajeros en alojamientos de tipo rural. Ese millar que gana la provincia de Huelva supone un incremento del 27,8%, que sólo es superior en Córdoba, donde la ganancia similar en términos absolutos se traduce en el +34,8%.

En este número total de 4.633 visitantes en Huelva (3.626 en octubre del año pasado), el más alto tras Málaga (13.803), se reparte entre un 91,6% de turistas nacionales y un 8,4% de extranjeros, cuando sólo un año antes, los llegados de fuera de España eran el 12,2%.

Caen las pernoctaciones

Detrás de este descenso en el número de visitantes foráneos se puede encontrar parte de la explicación de ese notable retroceso en las pernoctaciones. Porque este año se ha pasado a registrar 7.732, de los 7.893 de 2017.

El descenso es de sólo el 2%, si bien no cuadra con un aumento tan considerable en el número de viajeros: hay 1.007 visitantes más pero, al mismo tiempo, 161 noches menos en los alojamientos.

La estancia media ha bajado medio día, de la media de 2,2 días en octubre del año pasado, a los 1,7 días de éste, que es la más baja de Andalucía, la única provincia que queda por debajo de los dos días.

Los extranjeros son los que llevan el peso de las pernoctaciones normalmente: son menos en número pero se quedan más tiempo en las casas rurales onubenses. Sin embargo, hace un año reflejaban una estancia media de 3,4 días, y ahora se ha reducido a 2,5. El resultado que queda es poco más de un millar de pernoctaciones (1.025), al descender claramente respecto a 2017.

De poco sirve en este caso que los turistas españoles hayan aumentado su estancia en números absolutos (de 6.405 a 6.707). Esto es debido al propio crecimiento de viajeros porque la estancia media también se reduce a 1,6 días.

El grado de ocupación en fin de semana en Huelva es el más alto de Andalucía (56,16), que refleja esa marcada dependencia de las escapadas en el turismo rural.

En la provincia onubense había 147 establecimientos operativos en octubre, con 1.290 plazas, generando 288 empleos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios