El Campillo

Los trabajadores de Organic Citrus se manifiestan por el cumplimiento del SMI

  • El 3 de mayo iniciarán una huelga indefinida de no atenderse sus reivindicaciones

Manifestación de los trabajadores de Organic Citrus. Manifestación de los trabajadores de Organic Citrus.

Manifestación de los trabajadores de Organic Citrus. / J. A. Hipólito (El Campillo)

Alrededor de medio millar de personas, entre trabajadores de Organic Citrus y vecinos procedentes de diferentes puntos de la geografía de la Cuenca Minera de Riotinto, a los que se sumaron representantes políticos de todos los partidos, se manifestaron por las calles de El Campillo para exigir a la antigua Riotinto Fruit el cumplimiento del Salario Mínimo Interprofesional y el abono de los 45,98 euros/día y los 7,07 euros/hora para los trabajadores de los almacenes. De no atenderse sus reivindicaciones, el próximo 3 de mayo iniciarán un huelga indefinida.

Al frente de la manifestación han estado el secretario sectorial a nivel nacional de Agrario y Manipulado de la UGT-FICA, Emilio Terrón, el secretario general de Huelva, Luciano Gómez y el presidente del comité de empresa, Carmelo Conde. Todos se mostraron muy satisfechos con la respuesta ofrecida por los trabajadores y apelaron a la responsabilidad de la empresa para evitar males mayores. Los manifestantes cortaron la carretera A-461 a su paso por el kilómetro 52 por espacio de unos minutos.

Los ugetistas confían en que la dirección de la empresa hortofrutícola asista al acto de mediación presentado en el Sercla previsto para el jueves 25 a las 10:30 en la sede de la Delegación Provincial de Empleo de la Junta de Andalucía.

Los manifestantes cortaron la carretera A-461 a su paso por el kilómetro 52 por espacio de unos minutos.

Los empleados quieren que se mantengan sus salarios y que se les apliquen los pluses eliminados en las últimas nóminas.  “Esperamos que la empresa vaya con otra voluntad menos intransigente que la expresada hasta este momento si es que quieren evitar la huelga indefinida propuesta por el comité de empresa”, advirtieron.

Para los ugetistas, “el actual convenio colectivo, cuyas tablas salariales han sido modificadas por Asaja y CC OO para 2019, no cumplen con el salario de 12.600 euros/año establecido como SMI, por lo que nuestro sindicato, una vez publicadas dichas tablas, en el BOP, procederemos a la impugnación correspondiente, toda vez que, además de lo anterior, las tablas salariales han sido modificadas sustancialmente y se debería haber dado lugar a la participación que a nuestro sindicato, legítimamente le corresponde, por nuestra representatividad en el sector agrario onubense”, subrayaron.

Por su parte, la dirección de la empresa asegura que “es completamente falso” que la empresa “no respete la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que ha conllevado el incremento de un 2% con respecto a los salarios recogidos para el año de 2018, ni las tablas salariales aprobadas en el convenio colectivo del sector”.

Cabecera de la manifestación Cabecera de la manifestación

Cabecera de la manifestación / J. A. Hipólito (El Campillo)

Para la empresa, “con la amenaza de huelga se pretende alterar lo pactado en el convenio colectivo, cuando además ha sido impugnado por UGT”, subrayan, lo que a su juicio, “tiene consideración de huelga novatoria y, por tanto, ilegal, con las consecuencias que pudieran derivarse de una convocatoria ilegal de huelga”.

Así, la reivindicación de que se abone con carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2019 al trabajador fijo discontinuo y eventual la cantidad de 45,98 euros diarios “no tiene sustento legal alguno” porque “los cálculos que se realizan para llegar a dicha cantidad mezclan figuras contractuales independientes, además de incluir partes proporcionales de conceptos económicos que son meramente teóricas y, por lo tanto, no aplicables a los casos concretos”, concluyen.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios