Huelva

La seguridad se refuerza en la Costa de Huelva para evitar concentraciones de personas

  • El dispositivo está operativo en Matalascañas, El Rompido y Villanueva de los Castillejos. El objetivo es velar por el cumplimiento de las medidas de prevención ante el Covid-19 

Un grupo de jóvenes se dirige a la playa en Matalascañas Un grupo de jóvenes se dirige a la playa en Matalascañas

Un grupo de jóvenes se dirige a la playa en Matalascañas / Alberto Domínguez (Huelva)

La subdelegada del Gobierno en Huelva, Manuela Parralo, ha destacado la puesta en marcha del mismo dispositivo que en Matalascañas en las zonas de ocio de El Rompido, “ante la perspectiva de que vayan a celebrarse botellones”, y en el municipio de Villanueva de los Castillejos durante este fin de semana, fechas en las que se celebran normalmente las fiestas patronales de la localidad y que este año, como en otros lugares, han sido suspendidas.

Así, Parralo ha calificado de “amplio dispositivo de seguridad”, el que comienza a funcionar este fin de semana en la provincia, que se va a centrar en los tres núcleos mencionados con el apoyo de Guardia Civil, fiscal, agentes de Sevilla, el subsector de tráfico y la colaboración de la Policía Adscrita de la Junta y la local de cada Ayuntamiento.

De la misma forma, la subdelegada también ha apelado a “la responsabilidad de todos, especialmente de los jóvenes, que no solo ponen en riesgo su vida sino las de los demás familiares y amigos”. Por ello, ha insistido en que “hay que evitar esas grandes concentraciones de personas”.

A la vez, Parralo ha lanzado un mensaje de “tranquilidad” a la ciudadanía, explicando que “la Guardia Civil va a estar presente velando por la seguridad de todos, como ha estado siempre en la pandemia”. Asimismo, ha mostrado su confianza en que todo transcurra con normalidad y que impere el sentido común” por el bien de todos.

Un plan de coordinación que establecerá horarios y lugares en los que intervenir, entre otros aspectos, se ha puesto ya en marcha por parte de la Guardia Civil, la Policía Local de Almonte y la Policía Adscrita de la Comunidad Autónoma para custodiar que en las zonas de mayor concentración de ocio en la playa de Matalascañas se respeten las normas de seguridad sanitarias derivadas de la pandemia por Covid- 19.

Esta es una de las principales conclusiones a las que se ha llegado en la Junta Local de Seguridad que se ha celebrado en la mañana de este viernes en Matalascañas, tal y como ha señalado la alcaldesa de Almonte, Rocío del Mar Castellano, después de la reunión en la que han participado representantes municipales, de la Subdelegación del Gobierno, de la Guardia Civil, de la Policía Adscrita de la Junta de Andalucía y de la Policía Local almonteña.

El objetivo es prevenir y evitar concentraciones de personas incontroladas en zonas de ocio nocturno en esta parte del litoral onubense. Todo ello, después de que Huelva Información informara de que, en este núcleo costero, la celebración del botellón durante los fines de semana había provocado aglomeraciones de personas, sobre todo jóvenes, con el consiguiente riesgo de propagar el coronavirus de forma incontrolada.

Por todo ello, un dispositivo especial de la Guardia Civil empieza desde hoy a funcionar, reforzados con patrullas de la Guardia Civil, fiscal y agentes de paisano, que contarán con el apoyo de patrullas de Sevilla, así como con la presencia de la Guardia Civil de Tráfico para realizar los preceptivos controles de seguridad.

Asimismo, la Policía Adscrita concentrará sus esfuerzos y recursos en realizar una campaña preventiva e informativa en cuanto al uso de la mascarilla en los lugares de ocio juvenil, acudiendo hasta la misma playa “aprovechando que este fin de semana la marea está baja por la noche”, según apunta Castellano, para realizar también labores de vigilancia.

En este sentido, la regidora almonteña ha indicado que los distintos representantes reunidos han llegado a la conclusión de que “lo más importante es la prevención”, por lo que “se va a actuar antes de que se produzcan las concentraciones de jóvenes”. De ahí que se vaya a contar con “más presencia policial en las zonas de ocio para evitar que se produzcan”, ha subrayado.

Castellano también ha apuntado que los hechos “se han magnificado un poco”, aunque “es cierto que beber alcohol en la vía pública está prohibido y es responsabilidad del Ayuntamiento garantizar la seguridad en todo el término municipal, sobre todo en Matalascañas”, donde las aglomeraciones debido al ocio de los más jóvenes se reproducen con cierta facilidad.

Por todo ello, la alcaldesa también ha pedido “un ejercicio de responsabilidad, sobre todo a los jóvenes”, ya que “el virus sigue ahí fuera” y a pesar de los buenos datos en la provincia de Huelva, ya hay lugares en España en los que hay medidas restrictivas con “datos desoladores”, por lo que llama a cumplir con el uso de la mascarilla y de las medidas de higiene y protección para “no tener que volver a cerrarlo todo y meterse en casa”.

El presidente de Apyme de Almonte, Pedro Roldán, valora de forma positiva las medidas de refuerzo policial que se han puesto sobre la mesa en la Junta Local de Seguridad y anima a que la gente siga visitando la playa de Matalascañas y el destino Huelva en general.

Roldán ha apuntado que los jóvenes han buscado alternativa al tener limitado el aforo en los locales de ocio, pero que con el debido refuerzo policial es controlable. De hecho, ha indicado que “algo estaremos haciendo bien”, cuando “Huelva es de las provincias que mejores datos tienen en cuanto a rebrotes y contagios” por Covid 19.

Por otra parte, la alcaldesa de Cartaya, Pepa González, y la subdelegada del Gobierno, Manuela Parralo, mantuvieron una reunión para cerrar la coordinación y colaboración de las dos administraciones de cara al dispositivo de seguridad que se pondrá este fin de semana en marcha en la localidad, especialmente en el núcleo costero de El Rompido.

Desde este viernes se ha reforzado el dispositivo de la Policía Local y la presencia de la Guardia Civil, con efectivos de los puestos de Cartaya y El Rompido, y miembros de otras unidades del resto de la provincia.

Se pretende con ello, según la alcaldesa, “incidir en la prevención para evitar concentraciones de personas y celebraciones que puedan entrañar un riesgo para la salud en el contexto de pandemia en el que nos encontramos”.

Este dispositivo velará por el cumplimiento de la normativa de prevención del Covid-19, informando a la población de la necesidad de cumplir las normas básicas relativas al uso de mascarillas, distanciamiento social y medidas higiénico-sanitarias de prevención.

Precisamente, el riesgo de contagio que entrañan las celebraciones y concentraciones de personas ha sido el motivo de que se suspendieran las tradicionales fiestas veraniegas del núcleo costero en honor a la Virgen del Carmen.

González Bayo ha apuntado que “ese riesgo sigue estando ahí y es fundamental actuar con precaución y responsabilidad para evitar situaciones que puedan derivar en posibles rebrotes y traer consecuencias negativas no sólo para la salud pública, sino también para la economía de la zona, y para un sector turístico que ha realizado verdaderos esfuerzos para adaptarse a la situación y sacar adelante la temporada turística veraniega”.

Al refuerzo de Guardia Civil y Policía Local, se une también el de la Policía Portuaria, “de manera que la ampliación del dispositivo, en el que también colaboran las áreas municipales de Seguridad Ciudadana y Turismo, es considerable este fin de semana, principalmente en El Rompido, pero también en toda la costa cartayera”.

La alcaldesa ha destacado que la Policía Local “está realizando una labor muy importante informando a los ciudadanos y ciudadanas de las normas y velando por su cumplimiento”. Desde que entró en vigor la normativa, los agentes han interpuesto 52 denuncias por no hacer uso de la mascarilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios